Estrés y Salud Cardiovascular

por Pablo de la Iglesia (Naturópata)

Una lectora nos consulta sobre las alternativas para proteger el corazón:

Mi marido es un hombre saludable pero tiene el colesterol un poco elevado y está muy estresado; con todos los ACVs y ataques cardíacos que ocurren, realmente me preocupa. Angelica, 37 años, Mendoza. 

Angélica, no es para preocuparse, pero es bueno que nos ocupemos:

* Los ACEITES OMEGA 3 son la mejor alternativa para bajar el colesterol, proteger el corazón y tonificar el sistema nervioso. ¡Todo en uno! Las mejores opciones son los pescados de mar y las semillas, especialmente el lino y la chía. Una o dos cápsulas de aceite de pescado podrían ser necesarios para obtener resultados más sólidos.

* A los factores estresores habituales -el ritmo de la ciudad, el exceso de trabajo o la personalidad muy competitiva- se le han sumado otros propios de estos tiempos -contaminación ambiental, cambio climático o el aumento de la pulsación magnética de la tierra-; este último, conocido como Resonancia Schuman (RS) es el gran agente desconocido que nos toma por sorpresa. El aumento progresivo de la RS en los últimos treinta años es responsable de la frecuente percepción que el día pasa “volando”, de hecho los investigadores sugieren que hoy tendría una equivalencia a las dieciséis horas en lugar de veinticuatro… Entonces, ¡a reprogramar las agendas acorde a los “tiempos que corren”!

* En esto de “bajar un cambio” para proteger nuestro corazón y sistema nervioso, hay una hierba que hace maravillas: la valeriana. Es un planta medicinal inocua que nos ayuda a estar serenos; para tomarla en té es algo desagradable, tal vez la mayoría de nosotros prefiera la tintura madre o los comprimidos.

El tema da para un libro, de hecho he escrito uno que se llama “Corazón Contento” (Ediciones Obelisco), pero para los más apurados, en mi último trabajo “El Milagro de la Nutrición Ortomolecular” (Kier) he dedicado un capítulo con el mismo nombre como para acceder a los conocimientos más precisos para tomar cartas en el asunto rápidamente.

Universos de Bendiciones para que la salud se manifieste plena en ti.

http://www.facebook.com/pablodelai

PENSAMIENTO Y MATERIA.

El idealismo fantástico y utópico de Marx parte del criterio equivocado de que la materia es lo primario, ya que según su manera de pensar, la materia es lo primario, la fuente viva de donde derivan las sensaciones, las percepciones y la Conciencia.
Marx fantasea a lo lindo y cree que la Conciencia es lo secundario, lo derivado, ya que según sus teorías resulta la Conciencia siendo nada más que el reflejo de la materia, la imagen reflejada del Ser.
Esta forma de razonamiento marxista es de hecho totalmente subjetiva e incipiente.
El razonamiento objetivo es más claro, más profundo. Nosotros rechazamos de plano el razonamiento subjetivo.
Eso de que la materia es lo primero, la fuente viva de donde derivan las sensaciones, las percepciones y la Conciencia, resulta ser algo muy socorrido que usa la jerga marxista, para evadir la discusión a fondo.
Hoy los mismos sabios rusos dicen que la materia no es lo primario, que lo primario es la pro-materia.
La pro-materia del sabio ruso Jorge Lakoski es energía; la llamada materia en última síntesis se convierte en partículas eléctricas o corpúsculos eléctricos.
Toda materia en última síntesis se desintegra para regresar al océano de la pro-materia convertida en corpúsculos eléctricos, útiles para nuevas formas materiales.
Así pues, si la pro-materia es lo primario ¿En qué quedan las afirmaciones dogmáticas de Marx? ¿En qué queda su materialismo?.
Si a un edificio se le quitan los cimientos, las bases, ¿En qué queda el edificio? El edificio materialista se ha quedado sin bases, sin cimientos, porque la materia no es lo primario. Lo primario es la pro-materia.
La razón objetiva nos indica con precisión total, que la Conciencia es energética y por lo tanto anterior a la materia. La Conciencia es lo primario y la materia lo secundario.
La materia es energía condensada. Antes de la materia sólo existe la pro-materia, es decir, la energía.
La Conciencia es lo primario porque ella es energética.
Lo exterior sólo es la proyección de lo interior. Lo material es la condensación de lo energético.
Lo exterior, nuestras percepciones, nuestras sensaciones, son únicamente la exteriorización de nuestra Conciencia.
El cerebro está hecho para elaborar el pensamiento pero no es el pensamiento.
El cerebro es tan sólo el vehículo de la mente, el cerebro no es la mente.
Engels el segundón de Carlos Marx dice: “El problema de la relación entre el pensar y el ser, entre el espíritu y la naturaleza es el problema supremo de toda filosofía”.
“Los filósofos se dividían en dos grandes campos según la contestación que diesen a esta pregunta. Los que afirmaban el carácter primario del espíritu frente a la naturaleza… formaban el campo del idealismo. Los otros, los que reputaban la naturaleza como lo primario, figuraban en las diversas escuelas del materialismo”.
Por estas palabras de Engels podrá el lector comprender el incipiente razonamiento materialista de este señor.
Dichas palabras parten de incompletas informaciones porque este señor jamás supo que el Espíritu Universal es el fuego.
La naturaleza no puede existir sin el fuego y esto esta demostrado.
El Espíritu Universal no puede estar ante la naturaleza porque la destruiría.
El Espíritu Universal está dentro de la naturaleza y es su fundamento porque el mundo es sólo una condensación del fuego.
Nosotros aseguramos que los que afirman el carácter primario del fuego dentro de la naturaleza son los realistas.
Nosotros decimos que los que afirman que la naturaleza es lo primario y el fuego o Espíritu Universal de vida, lo secundario, son los fantásticos utópicos.
Si la energía es lo primario y la materia lo secundario, el pensamiento no es un producto del cerebro.
Está demostrado en física que la energía es siempre lo primario.
El pensamiento es energético y por lo tanto puede separarse del cerebro.
La transmisión del pensamiento ya está demostrada.
Marx creyó absurdamente que era imposible separar el pensamiento de la materia, pero las investigaciones psíquicas han demostrado lo contrario.
El pensamiento puede separarse de la materia pensante, porque el pensamiento es energético. Nadie puede impedir el fluir de las ondas del pensamiento, ya se están inventando telementores para medir la intensidad vibratoria de las ondas del pensamiento.
Las ondas de la mente viajan a través del tiempo y del espacio pasan de un cerebro a otro cerebro y esto está ya demostrado.
Los laboratorios de parapsicología están demostrando que el pensamiento puede separarse del cerebro, actualmente existen grandes laboratorios parapsicológicos donde se hacen progresos asombrosos. Marx jamás estudió parapsicología, Marx fue un ignorante.
En los laboratorios de parapsicología se ha podido demostrar totalmente la realidad de la percepción extra-sensorial.
La ciencia médica ya aceptó el hipnotismo rebautizándolo con el nombre de hipnología.
Se han podido comprobar con sujetos en estado hipnótico hechos y sucesos acaecidos a muchas millas de distancia.
Un sujeto en estado hipnótico ha podido decir con entera exactitud cosas que están realmente sucediendo a muchas millas.
Con esto ha quedado demostrado la realidad de las percepciones extrasensoriales y la independencia de la mente.
La mente de un sujeto en estado hipnótico se ha separado del cerebro físico para ver sucesos que están acaeciendo a muchas millas de distancia y estos sucesos han sido debidamente comprobados.
Con estos experimentos se ha demostrado que la mente, los sentimientos, la Conciencia, etc., pueden separarse totalmente de la materia y que no dependen de la materia.
La materia existe como un concepto, si no pudiéramos formular un concepto, la materia no existiría para nosotros. La mayor parte de las personas son incapaces de decirnos exactamente que es lo que entienden por materia.
S.A.W.
gnosticum philosoforum

Misticismo y fanatismo

La fe conduce a conocer a Dios, no solamente a un sentimiento místico de la presencia divina. La fe no debe estar influida excesivamente por sus consecuencias emotivas. 

Libro de Urantia. Pág. 1142

Es bueno no confundir el misticismo con la fe, porque “la verdadera religión es una experiencia de creencia, conocimiento así como también una satisfacción de sentimiento.1142  Podemos ver que en su justa medida la fe, el conocimiento, el sentimiento y la experiencia personal son indispensables para conocer a Dios, pero el exceso de ellas no son recomendables, porque el mistisimo exagerado se convierte rapidamente en fanatismo, si nos detenemos un poco, nos daremos cuenta que muchas veces la diferencia entre ambos, es como el filo de la navaja, son extremos de la misma recta, por eso Jesús nos advertía que no fuésemos místicos pasivos, ni ascetas insulsos” 1931
 
El misticismo pasivo nos lleva a una evasión de la propia realidad, pues mientras pasamos horas en una posición especial pretendiendo estar en adoración, nos olvidamos de nuestras obligaciones como seres humanos, porque es más fácil el estar en una oración pasiva que cumplir con el verdadero propósito de la adoración que es ” la técnica de buscar en el Único, la inspiración para servir a muchos.1616″ Nos volvemos ascetas insulsos, cuando no dudamos en hacer sacrificios en busca de la espiritualidad, pero nos olvidamos que “los principales inhibidores del crecimiento son el prejuicio y la ignorancia.1094”
 
El fanatismo y el misticismo van de la mano del dogmatismo, ambos no se permiten escudriñar otros conceptos diferentes a los ya conocidos, descartan cualquier posibilidad de encontrar verdad en otros caminos espirituales, ante esto también el Maestro nos pone en guardia al decirnos :En todo lo que hacéis, no os volváis dogmáticos y super especializados.1726 la verdad divina no debe ser rechazada porque el canal de su transmisión sea aparentemente humano.1733 o diferente a lo que ya creemos conocer o creer, pues “la experiencia de una vida religiosa dinámica, transforma al individuo mediocre en una personalidad de poder idealista, porque la religión del espíritu, ennoblece la rutina común de la vida diaria. 1094” de allí que muchas veces desde un artículo sobre sicología a una simple poesía puede ayudarnos más a ver, lo que dentro de nosotros nos está impidiendo acercarnos verdaderamente a Dios y a nuestros hermanos, que un largo rato de supuesta adoración o de oraciones recitadas de memoria.
 
Cuando se nos dice que el camino espiritual es angosto y cuesta arriba, es porque hay que estar muy atentos para que la búsqueda de la verdad, no se vea desviada por circunstancias extremas, el equilibrio en todo lo que hacemos es de gran ayuda para no errar el camino, porque toda virtud si se la lleva a extremos, puede convertirse en vicio.1673 La fe conduce a conocer a Dios, no solamente a un sentimiento místico de la presencia divina. La fe no debe estar influida excesivamente por sus consecuencias emotivas. La verdadera religión es una experiencia de creencia, conocimiento así como también una satisfacción de sentimiento.1142  Podemos ver que en su justa medida la fe, el conocimiento, el sentimiento y la experiencia personal son indispensables para conocer a Dios, pero el exceso de cualquiera de ellas no es recomendable.
 

“El misticismo, como técnica para cultivar la conciencia de la presencia de Dios, es en general merecedor de alabanzas, pero cuando dichas prácticas conducen al aislamiento social y culminan en el fanatismo religioso son censurables. Con demasiada frecuencia lo que el místico sobreexcitado evalúa como inspiración divina es la sublevación de su propia mente.1000” Por eso, no es de extrañar que hoy en día, todo el que dice algunas cuantas frases cuerdas se autodomine como “contactado”, lo peor es que al creerlo se siente superior a los demás y con el deber de comunicar su mensaje, se siente maestro y se olvida de seguir siendo aprendiz y su espiritualidad se convierte en una farsa, porque deja de hacer el trabajo personal, además como cree que lo que siente es de inspiración divina, se cierra a cualquier otro punto de vista y sin casi darse cuenta, de místico se transforma en fanático
 
Nuestros sentimientos hacia Dios, están bien mientras sean una experiencia personal, única e irrepetible Jesús nos dice: en vuestro corazón podéis emprender con frecuencia y beneficio estos vuelos de la imaginación especulativa, pero cometéis un error si intentáis ofrecer vuestras conclusiones como parte de vuestra enseñanza pública. 1691″ El éxtasis religioso es permisible cuando resulta de antecedentes sanos, pero estas experiencias son más frecuentemente consecuencias de influencias puramente emocionales, más bien que manifestaciones de un carácter espiritual profundo.  Las personas religiosas, no deben considerar todo presentimiento sicológico vivido y toda experiencia emocional intensa, como una revelación divina ni como una comunicación espiritual.1000
 
Debemos estar atentos a nuestras propias reacciones espirituales y trabajar continuamente en mantener un justo equilibrio en todo, porque “muchas veces una poderosa fe espiritual, lleva directamente al fanatismo desastroso que no es más que la exsaltación del ego religioso. Debemos aprender de Jesús, su fe indomable jamás rayó en el fanatismo, porque ella nunca llegó a afectar su juicio intelectual equilibrado. 2088”  Para no caer en estos errores, lo primero que debemos considerar es si esos arrebatos místicos nos están haciendo mejores personas, si perdonamos más, ofendemos menos y amamos más a nuestros hermanos, porque “no es posible regocijarse en la paternidad de Dios si se desconoce la fratenidad humna.1454”
 
by: yolanda silva solano 

http://groups.yahoo.com/group/instructores_gnosis
 
 
 
 

Narraciones Psiquicas

Amigos míos, es urgente aprender a viajar por entre la Cuarta Dimensión. A muchos les parecerá difícil tal aprendizaje, empero esto no es así tan trabajoso, lo que se necesita es fuerza de voluntad, tenacidad incansable y paciencia infinita.

Vienen a mi memoria en estos instantes algunos episodios muy importantes relacionados con los Estados de Jinas. Cuando yo comencé mi aprendizaje, ciertamente tuve que sufrir un poco. Me acostaba tranquilo en el lecho con la cabeza apoyada sobre la palma de la mano izquierda; me concentraba en mi Madre Naturaleza y en el Cristo, rogándole de todo corazón me llevara con cuerpo de carne y hueso a remotos lugares de la Tierra; cuando me sentía ya en cierto estado de lascitud, cuando empezaba a dormitar, suavemente me levantaba de la cama y salía al patio de la casa; allí daba saltos largos con la intención de flotar en el espacio; muchas veces estaba lloviendo y entonces tenía que soportar el agua y el frío; vestido con ropa de dormir y luego al ver que no flotaba, me regresaba a la cama para repetir el experimento una y otra vez incansablemente durante toda la noche; mis desvelos eran enormes, mi cuerpo se estaba adelgazando, mi rostro estaba pálido y mis ojos llenos de grandes ojeras de tanto desvelo, pero yo era terco y un día de esos tantos obtuve el éxito.

En estado de somnolencia me levanté del lecho y grande fue mi asombro al encontrar tres damas dentro de mí recámara; una de ellas me ayudó a levantar de la cama, mientras las otras dos ante una mesa echaban suertes con unos naipes, a ver cuál de ellas se hacía cargo de mi insignificante persona; es ostensible que la suerte recayó sobre la que me levantó del lecho; ella me ayudó a salir del cuarto, me condujo a lo largo de un corredor que conducía hasta la calle, abrió el portón de la casa y me sacó a la calle; entonces vi a muchas otras personas que igualmente estaban ocupadas en la misma labor en aquel poblado, donde a la sazón vivía.

La dama en mención me dijo que podía flotar en el ambiente, y al hacerlo sentí gran alegría; no desconozco que hubo cierta falta de prudencia en mis actos, pues tan pronto lleno de alegría me lanzaba a las nubes como me precipitaba a la tierra para volar sobre las casas, las torres de las iglesias, etc., etc.

1.- ¿Y no lo veía a nadie?
R.- ¿Oh!, distinguida dama, de cierto le digo que nadie me veía porque mi cuerpo se había metido dentro de la Cuarta Dimensión, se había escapado del mundo de tres dimensiones y por eso se había hecho invisible para las gentes de este mundo.

La dama me llevó a Nueva York; allí había un caballero que también estaba trabajando en la misma forma; aquella mujer lo ayudó también y los sacó de su apartamento, de manera que ya fuimos dos los viajeros de la Cuarta Dimensión. Atravesamos el océano Atlántico y luego volamos sobre Europa pasando por distintas ciudades en ruinas, pues estábamos en la Segunda Guerra Mundial. Aquel hombre me dijo: “no sé qué veo en ti, pero lo único que sé es que dentro de ti mismo hay mucho de filosofía y mucho de ocultismo”. El caballero me advirtió sobre los peligros que existían en las tierras de Europa; me dijo que tuviéramos mucho cuidado porque si llegábamos a salirnos de la Cuarta Vertical, caeríamos en esos países sin documentación de ninguna especie, por lo cual nos asesinarían o nos meterían en la cárcel. “Tiene usted razón”, le respondí; “de ninguna manera debemos abandonar la Cuarta Coordenada”.
Durante el trayecto nos detuvimos unos instantes para entrar en una casa de modistas. La dama que nos conducía nos manifestó el deseo de ayudar a algunas personas que allí vivían; entretanto nosotros permanecimos dentro de una habitación contigua, platicando. Cuando salimos de aquella casa con nuestro guía, seguimos flotando sobre el cielo de Europa para llegar hasta el lugar donde nos proponíamos. Una vez hechas las investigaciones requeridas, me despedía de mi guía y del amigo y regresé a casa. Ya ven ustedes, distinguidos amigos y amigas, cómo con voluntad y paciencia pueden ustedes aprender a meter su cuerpo físico dentro de la Cuarta Dimensión; a mí esto me costó como un año de amarguras.

2.-¿Cómo sabía el guía que en esa casa que usted menciona necesitaban ayuda? ¿Y qué tipo de ayuda?
R.- Con el mayor gusto responderé a su pregunta, estimada dama. Es claro que las personas que vivían en tal casa eran amigos del guía; la ayuda que prestó la dama que nos guiaba se relacionaba con los estudios Jinas; tenía por objeto ayudar a una persona a entrar en la Cuarta Dimensión; eso es todo.

3.- ¿Qué tanto tiempo estuvo usted haciendo ese viaje?
R.- Bien, distinguida señora, considero que en ir y venir pudo haber transcurrido un par de horas.

4.- ¿Cómo supo regresar solo?
R.- Esta pregunta es muy interesante y da oportunidad para una hermosa explicación. Sucede que en el mundo de la Cuarta Dimensión todo regresa a su punto de partida original; si abrimos una puerta, ésta se cierra de inmediato por sí misma; si llevamos un objeto de un lugar a otro, este retorna por sí mismo a su lugar. Por ejemplo, en cierta ocasión salí de la casa por entre la Cuarta Dimensión; me situé exactamente en una calle de distancia y luego me quité la camisa de dormir, la tiré al espacio y observé cuidadosamente el curso que ésta seguía; entonces vi con asombro que flotando tal objeto en la atmósfera regresó a casa, penetró por la puerta y fue a dar al lecho. Así pues, no es extraño el que yo me dejara llevar por la fuerza del retorno para regresar en forma, dijéramos instintiva y automática al dormitorio hasta quedar el cuerpo colocado en la posición en que antes estuviera.

5.- En una región nevada de Sudamérica, un hombre que cuidaba ganado, estando cansado se detuvo en una cabaña solitaria acompañado de un perro. Prendió fuego para estar más cómodo. A media noche sintió ruidos extraños y oyó ladrar al perro como si se acercara una persona extraña; al observar qué era lo que sucedía, vio a un nombre cubierto de pelo sin ropa alguna; tomó su fusil para atacar al visitante, el cual le dijo: “amigo mío, no me ataque, no me haga daño, que vengo en son de paz”, contándole cómo había llegado hasta aquel estado, por haber hecho una promesa hacía muchos años de vivir lejos de la civilización y no volver a dejarse ver de ninguna mujer. El ganadero le ofreció comida y techo en la cabaña y le indicó que él vivía en una hacienda donde no habitan mujeres, que cuando quisiera, podía ir por allá para platicar con él y ofrecerle de comer lo que a él le apeteciere. Un día cualquiera, el hombre peludo lo visitó en la hacienda y, estando platicando con él, observó que estaban mirando le algunas damas de allí, huyendo sin volver jamás a aparecer por esos lugares. ¿Podría usted explicarnos, Maestro, por qué tomó esta determinación de vivir en la soledad y lejos de las mujeres?
R.- Con el mayor placer responderé a su pregunta, distinguido caballero. Su relato me parece muy interesante. Ciertamente es muy lamentable el caso del peludo. En todo esto veo un poco de ignorancia: huir de las mujeres me parece demasiado absurdo porque sería imposible llegar a la liberación, a la salvación, ya que ellas son un elemento importante en la vida.

El Amor es el fundamento de la liberación, de la salvación, de la iluminación. Sólo amando podemos llegar a Dios, sólo queriendo de verdad podemos conseguir la eterna bienaventuranza. Nosotros hemos escrito muchas obras y bien vale la pena que nuestros lectores las estudien; “El Matrimonio Perfecto”, por ejemplo, es uno de esos libros que pueden enseñarle a la gente lo que es el Amor; hay algunos otros textos importantes; por ejemplo: “El Misterio del Aureo Florecer”, “El Parsifal Develado”, y muchos otros.

No hay duda de que el peludo se convirtió en un auténtico salvaje. En contacto con la Naturaleza le brotó la piel de chango, se convirtió en un hombre mono, involucionó hasta convertirse en un simio; eso es todo.

6.- En el tiempo de la colonia, dos caballeros que cabalgaban hacia la ciudad en un día lluvioso, tratando de descansar y de guarecerse de la lluvia, vieron en los alrededores un mesón en donde parecía que había una fiesta, pues los que estaban ahí bailaban, bebían y reían; entraron y también se quedaron a compartir la fiesta.

Al sentirse cansados, se retiraron a su cuarto a dormir; al otro día, cuando despertaron, grande fue su sorpresa al ver que en aquel lugar sólo había polvo de mucho tiempo y esqueletos diseminados por toda la casa; espantados, huyeron de allí despavoridos. ¿Podría usted decirme a qué se debió este fenómeno?
R.- Interesante su relato, distinguido caballero. He ahí un fenómeno maravilloso de la Cuarta Dimensión. No hay duda de que los viajeros aquellos tuvieron un acceso momentáneo a la Cuarta Dimensión en que pudieron ver y oír a muchas gentes desencarnadas, a difuntos dijéramos, con los cuales departieron amigablemente. Al otro día recibieron la sorpresa al descubrir en tal mesón sólo huesos de muertos.

7.- Un bohemio que acostumbraba a vivir en las tabernas, un día al salir de una cantina para dirigirse a su casa, sintió un ruido extraño que venía detrás de él; al mirar hacia atrás, vio una figura humana sin cabeza que lo seguía a cierta distancia; el hombre echó a correr dando gritos, con los cuales salieron las gentes de sus casas a auxiliarlo; al llegar cerca de su casa, cayó privado del conocimiento. Horas más tarde, cuando despertó, relató lo sucedido. ¿Quisiera a explicarme por qué vio un hombre sin cabeza?
R.- El señor nos habla de un decapitado; muchas gentes que perecieron en la guillotina durante la Revolución Francesa continuaron en el Más Allá, en la Dimensión Desconocida con figura de decapitados; sucede que aquellos que han muerto de esa manera suelen a veces hacerse visibles con tan siniestra figura en el mundo físico.

Amigos míos, es bueno que ustedes sepan que existen tierras encantadas, regiones de las “mil y una noches” y que todo eso pertenece a la Cuarta Dimensión. La Naturaleza tiene maravillas y prodigios; recuerdo que en algunos de mis viajes que hice por tierras de América llegué a la casa de un niño que estaba muy enfermo; los cuervos, zopilotes, gallinazos, zamuros, chulos, tiñosos etc. se paraban sobre el pecho de aquella casa; antes los médicos pronosticaron que el niño moriría.

Lo que asombra es que tales aves, que evidentemente se desenvuelven en el Rayo de Saturno, adivinaran con tanto acierto y conocieran con precisión absoluta el lugar a donde iba a fallecer una criatura; no está demás aseverar que en realidad tal niño murió sin que la ciencia médica pudiera salvarlo; no hay duda de que ese tipo de aves del cielo cumplen una misión bellísima, limpiando la Naturaleza de toda podredumbre. Es claro que tienen facultades que les permiten conocer el lugar donde alguien ha de morir. Todo esto nos invita a reflexionar sobre los poderes de la Naturaleza.

Nosotros todos podríamos ponernos en contacto con los Elementales y conocer las maravillas y prodigios de la Naturaleza si aprendiéramos a viajar por entre la Cuarta Dimensión.
samael aun weor…
gnosticum philosoforum

By http://groups.yahoo.com/group/instructores_gnosis