EL AMOR Y EL CORAZÓN

Cuando habla el corazón no son necesarias las palabras
El silencio elocuente es un gesto de amor, a veces traducidos en lágrimas
Otras veces en poesía, algunas más en comprensión silenciosa o en ternura infinita y llena de paciencia.
Cuando habla el corazón el lenguaje es perfecto que mejor no se habla
se traduce en hechos humildes llenos de sinceridad y de actitud franca
Entonces aparece el amor hecho verbo de oro lleno de hermosos mensajes con la valentía y el coraje
En que la batalla se gana no con violencia insensata
Tampoco la ofensa ni la calumnia son necesarias
Porque habla la fibra del SER hecho sentimiento superior y paciencia que engalana
Cuando habla el amor en el corazón no hay lugar para mentiras, ni tampoco para trampas….simpleme nte se actúa en forma espontánea… y el milagro de hacer bien las cosas se traduce en una devoción serena llena de fidelidad y de alma.
Hace tanto bien decirle a los demás cuánto los amamos y la inspiración que nos demandan. Que nuestra buena voluntad y sinceridad, aunque a veces nos hagan llorar acusándonos falsamente, siempre brillarán al final junto a la verdad y a la justicia que hemos anhelado y servido en forma fiel y plena.
Hace falta a nuestro planeta el amor y la sencillez, la sinceridad y la valentía en nombre de la verdad, la justicia y la misericordia.
Hace falta a los seres humanos que nos dediquemos de lleno como apóstoles a ser mejores personas.
Hace falta que no nos importa cómo nos llamamos o nos dejemos de llamar, o cómo nos reconocen en el mundo profano, cuando lo que importa es que trabajemos en la GRAN OBRA DEL PADRE.
Paz inverencial,

Gracias a la DRA. ELENA POLANCO DE BONILLA.

Anuncios