Los Anunnaki: El Verdadero Origen de la Humanidad

Anuncios

PENSAMIENTO Y MATERIA.

El idealismo fantástico y utópico de Marx parte del criterio equivocado de que la materia es lo primario, ya que según su manera de pensar, la materia es lo primario, la fuente viva de donde derivan las sensaciones, las percepciones y la Conciencia.
Marx fantasea a lo lindo y cree que la Conciencia es lo secundario, lo derivado, ya que según sus teorías resulta la Conciencia siendo nada más que el reflejo de la materia, la imagen reflejada del Ser.
Esta forma de razonamiento marxista es de hecho totalmente subjetiva e incipiente.
El razonamiento objetivo es más claro, más profundo. Nosotros rechazamos de plano el razonamiento subjetivo.
Eso de que la materia es lo primero, la fuente viva de donde derivan las sensaciones, las percepciones y la Conciencia, resulta ser algo muy socorrido que usa la jerga marxista, para evadir la discusión a fondo.
Hoy los mismos sabios rusos dicen que la materia no es lo primario, que lo primario es la pro-materia.
La pro-materia del sabio ruso Jorge Lakoski es energía; la llamada materia en última síntesis se convierte en partículas eléctricas o corpúsculos eléctricos.
Toda materia en última síntesis se desintegra para regresar al océano de la pro-materia convertida en corpúsculos eléctricos, útiles para nuevas formas materiales.
Así pues, si la pro-materia es lo primario ¿En qué quedan las afirmaciones dogmáticas de Marx? ¿En qué queda su materialismo?.
Si a un edificio se le quitan los cimientos, las bases, ¿En qué queda el edificio? El edificio materialista se ha quedado sin bases, sin cimientos, porque la materia no es lo primario. Lo primario es la pro-materia.
La razón objetiva nos indica con precisión total, que la Conciencia es energética y por lo tanto anterior a la materia. La Conciencia es lo primario y la materia lo secundario.
La materia es energía condensada. Antes de la materia sólo existe la pro-materia, es decir, la energía.
La Conciencia es lo primario porque ella es energética.
Lo exterior sólo es la proyección de lo interior. Lo material es la condensación de lo energético.
Lo exterior, nuestras percepciones, nuestras sensaciones, son únicamente la exteriorización de nuestra Conciencia.
El cerebro está hecho para elaborar el pensamiento pero no es el pensamiento.
El cerebro es tan sólo el vehículo de la mente, el cerebro no es la mente.
Engels el segundón de Carlos Marx dice: “El problema de la relación entre el pensar y el ser, entre el espíritu y la naturaleza es el problema supremo de toda filosofía”.
“Los filósofos se dividían en dos grandes campos según la contestación que diesen a esta pregunta. Los que afirmaban el carácter primario del espíritu frente a la naturaleza… formaban el campo del idealismo. Los otros, los que reputaban la naturaleza como lo primario, figuraban en las diversas escuelas del materialismo”.
Por estas palabras de Engels podrá el lector comprender el incipiente razonamiento materialista de este señor.
Dichas palabras parten de incompletas informaciones porque este señor jamás supo que el Espíritu Universal es el fuego.
La naturaleza no puede existir sin el fuego y esto esta demostrado.
El Espíritu Universal no puede estar ante la naturaleza porque la destruiría.
El Espíritu Universal está dentro de la naturaleza y es su fundamento porque el mundo es sólo una condensación del fuego.
Nosotros aseguramos que los que afirman el carácter primario del fuego dentro de la naturaleza son los realistas.
Nosotros decimos que los que afirman que la naturaleza es lo primario y el fuego o Espíritu Universal de vida, lo secundario, son los fantásticos utópicos.
Si la energía es lo primario y la materia lo secundario, el pensamiento no es un producto del cerebro.
Está demostrado en física que la energía es siempre lo primario.
El pensamiento es energético y por lo tanto puede separarse del cerebro.
La transmisión del pensamiento ya está demostrada.
Marx creyó absurdamente que era imposible separar el pensamiento de la materia, pero las investigaciones psíquicas han demostrado lo contrario.
El pensamiento puede separarse de la materia pensante, porque el pensamiento es energético. Nadie puede impedir el fluir de las ondas del pensamiento, ya se están inventando telementores para medir la intensidad vibratoria de las ondas del pensamiento.
Las ondas de la mente viajan a través del tiempo y del espacio pasan de un cerebro a otro cerebro y esto está ya demostrado.
Los laboratorios de parapsicología están demostrando que el pensamiento puede separarse del cerebro, actualmente existen grandes laboratorios parapsicológicos donde se hacen progresos asombrosos. Marx jamás estudió parapsicología, Marx fue un ignorante.
En los laboratorios de parapsicología se ha podido demostrar totalmente la realidad de la percepción extra-sensorial.
La ciencia médica ya aceptó el hipnotismo rebautizándolo con el nombre de hipnología.
Se han podido comprobar con sujetos en estado hipnótico hechos y sucesos acaecidos a muchas millas de distancia.
Un sujeto en estado hipnótico ha podido decir con entera exactitud cosas que están realmente sucediendo a muchas millas.
Con esto ha quedado demostrado la realidad de las percepciones extrasensoriales y la independencia de la mente.
La mente de un sujeto en estado hipnótico se ha separado del cerebro físico para ver sucesos que están acaeciendo a muchas millas de distancia y estos sucesos han sido debidamente comprobados.
Con estos experimentos se ha demostrado que la mente, los sentimientos, la Conciencia, etc., pueden separarse totalmente de la materia y que no dependen de la materia.
La materia existe como un concepto, si no pudiéramos formular un concepto, la materia no existiría para nosotros. La mayor parte de las personas son incapaces de decirnos exactamente que es lo que entienden por materia.
S.A.W.
gnosticum philosoforum

Misticismo y fanatismo

La fe conduce a conocer a Dios, no solamente a un sentimiento místico de la presencia divina. La fe no debe estar influida excesivamente por sus consecuencias emotivas. 

Libro de Urantia. Pág. 1142

Es bueno no confundir el misticismo con la fe, porque “la verdadera religión es una experiencia de creencia, conocimiento así como también una satisfacción de sentimiento.1142  Podemos ver que en su justa medida la fe, el conocimiento, el sentimiento y la experiencia personal son indispensables para conocer a Dios, pero el exceso de ellas no son recomendables, porque el mistisimo exagerado se convierte rapidamente en fanatismo, si nos detenemos un poco, nos daremos cuenta que muchas veces la diferencia entre ambos, es como el filo de la navaja, son extremos de la misma recta, por eso Jesús nos advertía que no fuésemos místicos pasivos, ni ascetas insulsos” 1931
 
El misticismo pasivo nos lleva a una evasión de la propia realidad, pues mientras pasamos horas en una posición especial pretendiendo estar en adoración, nos olvidamos de nuestras obligaciones como seres humanos, porque es más fácil el estar en una oración pasiva que cumplir con el verdadero propósito de la adoración que es ” la técnica de buscar en el Único, la inspiración para servir a muchos.1616″ Nos volvemos ascetas insulsos, cuando no dudamos en hacer sacrificios en busca de la espiritualidad, pero nos olvidamos que “los principales inhibidores del crecimiento son el prejuicio y la ignorancia.1094”
 
El fanatismo y el misticismo van de la mano del dogmatismo, ambos no se permiten escudriñar otros conceptos diferentes a los ya conocidos, descartan cualquier posibilidad de encontrar verdad en otros caminos espirituales, ante esto también el Maestro nos pone en guardia al decirnos :En todo lo que hacéis, no os volváis dogmáticos y super especializados.1726 la verdad divina no debe ser rechazada porque el canal de su transmisión sea aparentemente humano.1733 o diferente a lo que ya creemos conocer o creer, pues “la experiencia de una vida religiosa dinámica, transforma al individuo mediocre en una personalidad de poder idealista, porque la religión del espíritu, ennoblece la rutina común de la vida diaria. 1094” de allí que muchas veces desde un artículo sobre sicología a una simple poesía puede ayudarnos más a ver, lo que dentro de nosotros nos está impidiendo acercarnos verdaderamente a Dios y a nuestros hermanos, que un largo rato de supuesta adoración o de oraciones recitadas de memoria.
 
Cuando se nos dice que el camino espiritual es angosto y cuesta arriba, es porque hay que estar muy atentos para que la búsqueda de la verdad, no se vea desviada por circunstancias extremas, el equilibrio en todo lo que hacemos es de gran ayuda para no errar el camino, porque toda virtud si se la lleva a extremos, puede convertirse en vicio.1673 La fe conduce a conocer a Dios, no solamente a un sentimiento místico de la presencia divina. La fe no debe estar influida excesivamente por sus consecuencias emotivas. La verdadera religión es una experiencia de creencia, conocimiento así como también una satisfacción de sentimiento.1142  Podemos ver que en su justa medida la fe, el conocimiento, el sentimiento y la experiencia personal son indispensables para conocer a Dios, pero el exceso de cualquiera de ellas no es recomendable.
 

“El misticismo, como técnica para cultivar la conciencia de la presencia de Dios, es en general merecedor de alabanzas, pero cuando dichas prácticas conducen al aislamiento social y culminan en el fanatismo religioso son censurables. Con demasiada frecuencia lo que el místico sobreexcitado evalúa como inspiración divina es la sublevación de su propia mente.1000” Por eso, no es de extrañar que hoy en día, todo el que dice algunas cuantas frases cuerdas se autodomine como “contactado”, lo peor es que al creerlo se siente superior a los demás y con el deber de comunicar su mensaje, se siente maestro y se olvida de seguir siendo aprendiz y su espiritualidad se convierte en una farsa, porque deja de hacer el trabajo personal, además como cree que lo que siente es de inspiración divina, se cierra a cualquier otro punto de vista y sin casi darse cuenta, de místico se transforma en fanático
 
Nuestros sentimientos hacia Dios, están bien mientras sean una experiencia personal, única e irrepetible Jesús nos dice: en vuestro corazón podéis emprender con frecuencia y beneficio estos vuelos de la imaginación especulativa, pero cometéis un error si intentáis ofrecer vuestras conclusiones como parte de vuestra enseñanza pública. 1691″ El éxtasis religioso es permisible cuando resulta de antecedentes sanos, pero estas experiencias son más frecuentemente consecuencias de influencias puramente emocionales, más bien que manifestaciones de un carácter espiritual profundo.  Las personas religiosas, no deben considerar todo presentimiento sicológico vivido y toda experiencia emocional intensa, como una revelación divina ni como una comunicación espiritual.1000
 
Debemos estar atentos a nuestras propias reacciones espirituales y trabajar continuamente en mantener un justo equilibrio en todo, porque “muchas veces una poderosa fe espiritual, lleva directamente al fanatismo desastroso que no es más que la exsaltación del ego religioso. Debemos aprender de Jesús, su fe indomable jamás rayó en el fanatismo, porque ella nunca llegó a afectar su juicio intelectual equilibrado. 2088”  Para no caer en estos errores, lo primero que debemos considerar es si esos arrebatos místicos nos están haciendo mejores personas, si perdonamos más, ofendemos menos y amamos más a nuestros hermanos, porque “no es posible regocijarse en la paternidad de Dios si se desconoce la fratenidad humna.1454”
 
by: yolanda silva solano 

http://groups.yahoo.com/group/instructores_gnosis
 
 
 
 

Narraciones Psiquicas

Amigos míos, es urgente aprender a viajar por entre la Cuarta Dimensión. A muchos les parecerá difícil tal aprendizaje, empero esto no es así tan trabajoso, lo que se necesita es fuerza de voluntad, tenacidad incansable y paciencia infinita.

Vienen a mi memoria en estos instantes algunos episodios muy importantes relacionados con los Estados de Jinas. Cuando yo comencé mi aprendizaje, ciertamente tuve que sufrir un poco. Me acostaba tranquilo en el lecho con la cabeza apoyada sobre la palma de la mano izquierda; me concentraba en mi Madre Naturaleza y en el Cristo, rogándole de todo corazón me llevara con cuerpo de carne y hueso a remotos lugares de la Tierra; cuando me sentía ya en cierto estado de lascitud, cuando empezaba a dormitar, suavemente me levantaba de la cama y salía al patio de la casa; allí daba saltos largos con la intención de flotar en el espacio; muchas veces estaba lloviendo y entonces tenía que soportar el agua y el frío; vestido con ropa de dormir y luego al ver que no flotaba, me regresaba a la cama para repetir el experimento una y otra vez incansablemente durante toda la noche; mis desvelos eran enormes, mi cuerpo se estaba adelgazando, mi rostro estaba pálido y mis ojos llenos de grandes ojeras de tanto desvelo, pero yo era terco y un día de esos tantos obtuve el éxito.

En estado de somnolencia me levanté del lecho y grande fue mi asombro al encontrar tres damas dentro de mí recámara; una de ellas me ayudó a levantar de la cama, mientras las otras dos ante una mesa echaban suertes con unos naipes, a ver cuál de ellas se hacía cargo de mi insignificante persona; es ostensible que la suerte recayó sobre la que me levantó del lecho; ella me ayudó a salir del cuarto, me condujo a lo largo de un corredor que conducía hasta la calle, abrió el portón de la casa y me sacó a la calle; entonces vi a muchas otras personas que igualmente estaban ocupadas en la misma labor en aquel poblado, donde a la sazón vivía.

La dama en mención me dijo que podía flotar en el ambiente, y al hacerlo sentí gran alegría; no desconozco que hubo cierta falta de prudencia en mis actos, pues tan pronto lleno de alegría me lanzaba a las nubes como me precipitaba a la tierra para volar sobre las casas, las torres de las iglesias, etc., etc.

1.- ¿Y no lo veía a nadie?
R.- ¿Oh!, distinguida dama, de cierto le digo que nadie me veía porque mi cuerpo se había metido dentro de la Cuarta Dimensión, se había escapado del mundo de tres dimensiones y por eso se había hecho invisible para las gentes de este mundo.

La dama me llevó a Nueva York; allí había un caballero que también estaba trabajando en la misma forma; aquella mujer lo ayudó también y los sacó de su apartamento, de manera que ya fuimos dos los viajeros de la Cuarta Dimensión. Atravesamos el océano Atlántico y luego volamos sobre Europa pasando por distintas ciudades en ruinas, pues estábamos en la Segunda Guerra Mundial. Aquel hombre me dijo: “no sé qué veo en ti, pero lo único que sé es que dentro de ti mismo hay mucho de filosofía y mucho de ocultismo”. El caballero me advirtió sobre los peligros que existían en las tierras de Europa; me dijo que tuviéramos mucho cuidado porque si llegábamos a salirnos de la Cuarta Vertical, caeríamos en esos países sin documentación de ninguna especie, por lo cual nos asesinarían o nos meterían en la cárcel. “Tiene usted razón”, le respondí; “de ninguna manera debemos abandonar la Cuarta Coordenada”.
Durante el trayecto nos detuvimos unos instantes para entrar en una casa de modistas. La dama que nos conducía nos manifestó el deseo de ayudar a algunas personas que allí vivían; entretanto nosotros permanecimos dentro de una habitación contigua, platicando. Cuando salimos de aquella casa con nuestro guía, seguimos flotando sobre el cielo de Europa para llegar hasta el lugar donde nos proponíamos. Una vez hechas las investigaciones requeridas, me despedía de mi guía y del amigo y regresé a casa. Ya ven ustedes, distinguidos amigos y amigas, cómo con voluntad y paciencia pueden ustedes aprender a meter su cuerpo físico dentro de la Cuarta Dimensión; a mí esto me costó como un año de amarguras.

2.-¿Cómo sabía el guía que en esa casa que usted menciona necesitaban ayuda? ¿Y qué tipo de ayuda?
R.- Con el mayor gusto responderé a su pregunta, estimada dama. Es claro que las personas que vivían en tal casa eran amigos del guía; la ayuda que prestó la dama que nos guiaba se relacionaba con los estudios Jinas; tenía por objeto ayudar a una persona a entrar en la Cuarta Dimensión; eso es todo.

3.- ¿Qué tanto tiempo estuvo usted haciendo ese viaje?
R.- Bien, distinguida señora, considero que en ir y venir pudo haber transcurrido un par de horas.

4.- ¿Cómo supo regresar solo?
R.- Esta pregunta es muy interesante y da oportunidad para una hermosa explicación. Sucede que en el mundo de la Cuarta Dimensión todo regresa a su punto de partida original; si abrimos una puerta, ésta se cierra de inmediato por sí misma; si llevamos un objeto de un lugar a otro, este retorna por sí mismo a su lugar. Por ejemplo, en cierta ocasión salí de la casa por entre la Cuarta Dimensión; me situé exactamente en una calle de distancia y luego me quité la camisa de dormir, la tiré al espacio y observé cuidadosamente el curso que ésta seguía; entonces vi con asombro que flotando tal objeto en la atmósfera regresó a casa, penetró por la puerta y fue a dar al lecho. Así pues, no es extraño el que yo me dejara llevar por la fuerza del retorno para regresar en forma, dijéramos instintiva y automática al dormitorio hasta quedar el cuerpo colocado en la posición en que antes estuviera.

5.- En una región nevada de Sudamérica, un hombre que cuidaba ganado, estando cansado se detuvo en una cabaña solitaria acompañado de un perro. Prendió fuego para estar más cómodo. A media noche sintió ruidos extraños y oyó ladrar al perro como si se acercara una persona extraña; al observar qué era lo que sucedía, vio a un nombre cubierto de pelo sin ropa alguna; tomó su fusil para atacar al visitante, el cual le dijo: “amigo mío, no me ataque, no me haga daño, que vengo en son de paz”, contándole cómo había llegado hasta aquel estado, por haber hecho una promesa hacía muchos años de vivir lejos de la civilización y no volver a dejarse ver de ninguna mujer. El ganadero le ofreció comida y techo en la cabaña y le indicó que él vivía en una hacienda donde no habitan mujeres, que cuando quisiera, podía ir por allá para platicar con él y ofrecerle de comer lo que a él le apeteciere. Un día cualquiera, el hombre peludo lo visitó en la hacienda y, estando platicando con él, observó que estaban mirando le algunas damas de allí, huyendo sin volver jamás a aparecer por esos lugares. ¿Podría usted explicarnos, Maestro, por qué tomó esta determinación de vivir en la soledad y lejos de las mujeres?
R.- Con el mayor placer responderé a su pregunta, distinguido caballero. Su relato me parece muy interesante. Ciertamente es muy lamentable el caso del peludo. En todo esto veo un poco de ignorancia: huir de las mujeres me parece demasiado absurdo porque sería imposible llegar a la liberación, a la salvación, ya que ellas son un elemento importante en la vida.

El Amor es el fundamento de la liberación, de la salvación, de la iluminación. Sólo amando podemos llegar a Dios, sólo queriendo de verdad podemos conseguir la eterna bienaventuranza. Nosotros hemos escrito muchas obras y bien vale la pena que nuestros lectores las estudien; “El Matrimonio Perfecto”, por ejemplo, es uno de esos libros que pueden enseñarle a la gente lo que es el Amor; hay algunos otros textos importantes; por ejemplo: “El Misterio del Aureo Florecer”, “El Parsifal Develado”, y muchos otros.

No hay duda de que el peludo se convirtió en un auténtico salvaje. En contacto con la Naturaleza le brotó la piel de chango, se convirtió en un hombre mono, involucionó hasta convertirse en un simio; eso es todo.

6.- En el tiempo de la colonia, dos caballeros que cabalgaban hacia la ciudad en un día lluvioso, tratando de descansar y de guarecerse de la lluvia, vieron en los alrededores un mesón en donde parecía que había una fiesta, pues los que estaban ahí bailaban, bebían y reían; entraron y también se quedaron a compartir la fiesta.

Al sentirse cansados, se retiraron a su cuarto a dormir; al otro día, cuando despertaron, grande fue su sorpresa al ver que en aquel lugar sólo había polvo de mucho tiempo y esqueletos diseminados por toda la casa; espantados, huyeron de allí despavoridos. ¿Podría usted decirme a qué se debió este fenómeno?
R.- Interesante su relato, distinguido caballero. He ahí un fenómeno maravilloso de la Cuarta Dimensión. No hay duda de que los viajeros aquellos tuvieron un acceso momentáneo a la Cuarta Dimensión en que pudieron ver y oír a muchas gentes desencarnadas, a difuntos dijéramos, con los cuales departieron amigablemente. Al otro día recibieron la sorpresa al descubrir en tal mesón sólo huesos de muertos.

7.- Un bohemio que acostumbraba a vivir en las tabernas, un día al salir de una cantina para dirigirse a su casa, sintió un ruido extraño que venía detrás de él; al mirar hacia atrás, vio una figura humana sin cabeza que lo seguía a cierta distancia; el hombre echó a correr dando gritos, con los cuales salieron las gentes de sus casas a auxiliarlo; al llegar cerca de su casa, cayó privado del conocimiento. Horas más tarde, cuando despertó, relató lo sucedido. ¿Quisiera a explicarme por qué vio un hombre sin cabeza?
R.- El señor nos habla de un decapitado; muchas gentes que perecieron en la guillotina durante la Revolución Francesa continuaron en el Más Allá, en la Dimensión Desconocida con figura de decapitados; sucede que aquellos que han muerto de esa manera suelen a veces hacerse visibles con tan siniestra figura en el mundo físico.

Amigos míos, es bueno que ustedes sepan que existen tierras encantadas, regiones de las “mil y una noches” y que todo eso pertenece a la Cuarta Dimensión. La Naturaleza tiene maravillas y prodigios; recuerdo que en algunos de mis viajes que hice por tierras de América llegué a la casa de un niño que estaba muy enfermo; los cuervos, zopilotes, gallinazos, zamuros, chulos, tiñosos etc. se paraban sobre el pecho de aquella casa; antes los médicos pronosticaron que el niño moriría.

Lo que asombra es que tales aves, que evidentemente se desenvuelven en el Rayo de Saturno, adivinaran con tanto acierto y conocieran con precisión absoluta el lugar a donde iba a fallecer una criatura; no está demás aseverar que en realidad tal niño murió sin que la ciencia médica pudiera salvarlo; no hay duda de que ese tipo de aves del cielo cumplen una misión bellísima, limpiando la Naturaleza de toda podredumbre. Es claro que tienen facultades que les permiten conocer el lugar donde alguien ha de morir. Todo esto nos invita a reflexionar sobre los poderes de la Naturaleza.

Nosotros todos podríamos ponernos en contacto con los Elementales y conocer las maravillas y prodigios de la Naturaleza si aprendiéramos a viajar por entre la Cuarta Dimensión.
samael aun weor…
gnosticum philosoforum

By http://groups.yahoo.com/group/instructores_gnosis

Sobre los sueños. lo que se debe saber…

La Gnosis enseña que existen muchas clases diferentes de sueños que la Moderna Psicología decadente del hemisferio occidental ignora radicalmente.Incuestionablemente, los sueños son de diversa calidad específica debido al hecho concreto de que se hallan íntimamente relacionados con cada uno de los centros psíquicos del organismo humano.

En rigor de verdad y sin exageración alguna podemos afirmar que la mayoría de los sueños se encuentran vinculados con el centro instintivo-motor; esto es, son el eco de cosas vistas en el día, de simples sensaciones y movimientos, mera repetición astral de lo que diariamente vivimos.

Así mismo, algunas experiencias de tipo emocional, tales como el miedo -que tanto daño hace a la humanidad-, suelen tener cabida en esos sueños caóticos del centro instintivo-motor.

Existen, pues, sueños emocionales, sexuales, intelectuales, motores e instintivos, etc., etc., etc.

Los sueños más importantes, las vivencias íntimas del Ser, se hallan asociadas a los dos centros: emocional superior y mental superior.

Ciertamente, resultan interesantes los sueños relacionados con los dos centros superiores, se caracterizan siempre por lo que se podría denominar una formulación dramática.

Ahora bien si pensamos en el Rayo de la Creación, en los centros superiores e inferiores y en las influencias que descienden por el citado Rayo Cósmico, debemos admitir que se presentan en nosotros vibraciones luminosas que intentan curarnos, que tratan de informarnos sobre el estado en que nos encontramos, etc.

Resulta útil recibir mensajes y estar en contacto con los adeptos aztecas, mayas, toltecas, egipcios, griegos, etc.

Es también maravilloso platicar con las diversas partes más elevadas de nuestro Ser.

Los centros superiores están plenamente desarrollados en nosotros y nos transmiten mensajes que debemos aprender a captar concientemente.

A aquellas personas muy selectas que han tenido momentos de recuerdo de sí en la vida, en los que vieron una cosa o a una persona común y corriente de un modo completamente nuevo, no les sorprenderá si les digo en este capítulo que tales momentos tienen la misma calidad o sabor interior que esos raros y extraños sueños relacionados con los dos centros, emocional y mental superior.

Indubitablemente, el significado de tales sueños trascendentales pertenece al mismo orden que a la realización en sí del Rayo de la Creación y, en particular, a la octava lateral del sol.

Cuando uno comienza a darse cuenta de la honda significación de esa clase específica de sueños, es señal de que ciertas fuerzas luchan por despertarnos, sanarnos o curarnos.

Cada uno de nosotros es un punto matemático en el espacio que sirve de vehículo a determinada suma de valores, buenos o malos.

La muerte es una resta de quebrados; terminada la operación matemática, lo único que quedan son los valores (blancos o negros).

De acuerdo con la ley del eterno retorno, es ostensible que los valores retornan, se reincorporan.

Si un hombre empieza a ocuparse más conscientemente del pequeño ciclo de los sucesos recurrentes de su vida personal, podrá entonces verificar por sí mismo, mediante la experiencia mística directa, que en el sueño diario se repite siempre la misma operación matemática de la muerte.

En ausencia del cuerpo físico, durante el sueño normal, los valores, sumergidos en la luz astral, se atraen y repelen de acuerdo con las leyes de la imantación universal.

La vuelta al estado de vigilia implica, de hecho y por derecho propio, el retorno de los valores al interior del cuerpo físico.

Una de las cosas más extraordinarias es que la gente piensa que sólo está en relación con el mundo externo.

La Gnosis nos enseña que estamos en relación con un mundo interior, invisible para los sentidos físicos ordinarios pero visible para la clarividencia.

El mundo interior invisible es mucho más extenso y contiene muchas más cosas interesantes que el mundo exterior, hacia el cual siempre se está mirando a través de las cinco ventanas de los sentidos.

Muchos sueños se refieren al lugar donde estamos es el mundo interior invisible desde el cual surgen las diversas circunstancias de la vida.

El lenguaje de los sueños es  exactamente comparable al lenguaje de las parábolas.

Aquéllos que interpretan todo literalmente piensan que el Sembrador del Evangelio Crístico salió a sembrar y que la semilla cayó en pedregales, etc., etc., etc., más no entienden el sentido de tal parábola porque éste, en sí mismo, pertenece el lenguaje simbólico del centro emocional superior.

No está demás recordar que todo sueño, por absurdo o incoherente que éste sea, tiene algún significado pues nos indica no sólo el centro psíquico al cual se halla asociado sino, también, al estado psicológico de tal centro.

Muchos penitentes que presumían de castos, cuando fueron sometidos a pruebas en los mundos internos, fallaron en el centro sexual y cayeron en poluciones nocturnas.

En el adepto perfecto los cinco centros psíquicos: intelectual, emocional, motor, instintivo y sexual, funcionan en plena armonía con el infinito.

¿Cuáles son los funcionalismos mentales durante el sueño? ¿Qué emociones nos agitan y conmueven? ¿Cuáles son nuestras actividades fuera del cuerpo físico?¿Qué sensaciones instintivas predominan? ¿Hemos tomado nota de los estados sexuales que tenemos durante el sueño?

Debemos sincerarnos con nosotros mismos. Con justa razón dijo Platón: “El hombre se conoce por sus sueños”.

La cuestión del funcionalismo equivocado de los centros es un tema que exige un estudio de toda la vida, a través de la observación de sí mismo en acción y del examen riguroso de los sueños.

No es posible llegar en un instante a la comprensión de los centros y de su trabajo correcto o equivocado; necesitamos infinita paciencia…

Toda la vida se desenvuelve en función de los centros y es controlada por éstos.

Nuestros pensamientos, sentimientos, ideas, esperanzas, temores, amores, odios, acciones, sensaciones, placeres, satisfacciones, frustraciones, etc., se encuentran en los centros.

El descubrimiento de algún elemento inhumano en cualquiera de los centros debe ser motivo más que suficiente para el trabajo esotérico.

Todo defecto psicológico debe ser previamente comprendido, mediante la técnica de la meditación, antes de proceder a su eliminación.

Extirpar, erradicar, eliminar cualquier elemento indeseable, sólo es posible invocando el auxilio de Tonantzin (la Divina Madre Kundalini), una variante de nuestro propio Ser, el Fohat particular de cada uno de nos.

Así es como vamos muriendo de instante en instante; sólo con la muerte adviene lo nuevo.

En la escala de los seres y las cosas, incuestionablemente nos llegan influencias de toda clase.

Si hemos comprendido el Rayo de la Creación sabremos también que en todo instante de la vida nos llegan influencias y que éstas son de diferente calidad.

Es preciso recordar siempre que hay influencias superiores que actúan sobre nosotros y que son registradas por nuestro aparato psíquico, pero si estamos apegados a nuestros sentidos y no ponemos atención plena a nuestra vida interior, entonces tampoco lograremos percibir éstas influencias.

Claves para interpretar los Sueños
La ciencia básica de la interpretación de los sueños, debemos buscarla en la Ley de las Analogías Filosóficas, en la Ley de las Analogías de los Contrarios, en la Ley de las Correspondencias y de la Numerología.

Ley de las analogías filosóficas:

Entendemos por esta ley de interpretación, las enseñanzas que se reciben de acuerdo a los grandes categoremas filosóficos, es decir el pensamiento superior.

  

Ley de las analogías de los contrarios:

Esta se basa en la interpretación de los opuestos, por ejemplo: dulce y amargo; es decir, si soñamos con dulces es señal de amargura, sufrimiento, dolor moral.

  

  Ley de las correspondencias:

Son aquellas experiencias que se parecen o corresponden con algo. Por ejemplo: soñar que uno está en un desierto es sinónimo de soledad.

  

Ley de la numerología:

El Venerable Maestro Samael Aun Weor explica que el ser humano está regido por los arcanos del Tarot. Esto es no solo el patrón de medida de la humanidad, sino muy especialmente de quien sigue el sendero iniciático, puesto que las partes  más elevadas del Ser así como los ángeles. (Maestros del Invisible) que ayudar al neófito a despertar la conciencia, pueden expresarse a través de los números.Daremos a continuación una lista de los posibles elementos que pueden presentarse como ideas arquetípicas en los sueños los cuales deben ser correctamente interpretados, ya que solo la conciencia puede captar el profundo mensaje de contenido en las experiencias oníricas.Es importante recalcar que a la hora de la interpretación debe el neófito estar libre de fanatismos, celos, odios, orgullo, deseos, ambiciones, envidia, etc., porque todos estos defectos pertenecen al Yo, a las tinieblas interiores, y se procesan a través de la mente subjetiva.

Si llegado el caso el estudiante no ha comprendido la profunda magnitud de una experiencia, es aconsejable que pida a su Madre Divina le repita el mensaje de manera que él pueda captarlo, eso significa que en ningún caso es aconsejable tratar de comprender con la mente aquello que no se entendió con el corazón.

  

NUMEROLOGÍA

Predicción síntesis.

 

No.1: Espada, voluntad, poder. (El Mago: El hombre)

No.2: Ciencia oculta, favorable. (La Sacerdotisa: La mujer del Mago)

No.3: Producción material y espiritual. (La Emperatriz: La Madre Divina)

No.4: Misericordia, mando, progreso. (El Emperador: El Intimo)

No.5: Marte, guerra, el karma. (El Jerarca: El rigor, La ley divina)

No.6: Victoria, buena suerte. (La indecisión: El enamorado)

No.7: Guerras, luchas, dolor, expiación, amargura. (El triunfo: El carro de la guerra)

No.8: Sufrimientos, luchas, pruebas, dolor. (La Justicia: El Arcano de Job)

No.9: Soledad, sufrimientos. (El Eremita: La iniciación)

No.10: Cambios, buenos negocios. (La retribución: La rueda de la fortuna)

No.11: Que no haya temor, favorece la ley. Marte. (La persuasión: El león domado)

No.12: Sufrimientos, dolores. el arcano A.Z.F. nos saca del dolor (El apostolado: El sacrificio por la humanidad)

No.13: Transformaciones, indica cambio total (La inmortalidad: Muerte y Resurrección)

No.14: Estabilidad, larga vida, no cambios. (La temperancia: Matrimonio, asociación)

No.15: Anuncia peligros, fracaso amoroso. (La pasión: Tifón Bafometo)

No.16: Castigo terrible, caída. evítese esta fecha. (La fragilidad: La torre fulminada)

No.17: Significa esperanza y espera. (La esperanza: La estrella de la esperanza)

No.18: Enemigos ocultos, enfermedades, no negocios. (El crepúsculo: Enemigos ocultos)

No.19: éxitos, buena suerte, la piedra filosofal (La inspiración: El Sol Radiante)

No.20: Cambios favorables; aprovéchelos, acabar con las debilidades (La resurrección: La resurrección de los muertos)

No.21: Desmoralización total para el mal. Llave mágica: runa ollin. Antítesis, enemigos de Hiram Abiff. (La Transmutación: El loco, la insensatez)

No.22: Triunfo, todo sale bien. poder, fuerza. buena suerte. (El regreso: La verdad, la corona de la vida)

 NOTA: Cuando la cifra es mayor de 22, entonces se suman los dígitos para proceder a su interpretación. Ejemplo: 17,120= 1+7+1+2+0= 11. 11 significa “Que no haya temor favorece la ley”.

  

Disciplina Yoga del Sueño

 

Aquellos aspirantes que sinceramente anhelen la experiencia mística directa, incuestionablemente deben comenzar con la disciplina del Yoga del sueño.Es ostensible que el gnóstico debe ser exigente consigo mismo y aprender a crear condiciones favorables para el recuerdo y comprensión de todas esas experiencias íntimas que siempre ocurren durante el sueño.Antes de acostarnos para el descanso de los afanes y fatigas del diario vivir, conviene poner la debida atención al estado en que nos encontramos.

Los devotos, que debido a las circunstancias llevan vida sedentaria, nada pierden y mucho ganan su antes de acostarse realizan un paseo corto a paso vivo y al aire fresco; tal paseo aflojará sus músculos.

Sin embargo, conviene aclarar que jamás debemos abusar de los ejercicios físicos; necesitamos vivir armoniosamente.

La cena, merienda o comida final del día, debe ser ligera, libre de manjares pesados o estimulantes, evitando cuidadosamente el ingerir elementos que puedad desvelarnos, quitarnos el sueño.

La forma más elevada de pensar es no pensar. Cuando la mente está quieta y en silencio, libre de los afanes del día y de las ansiedades mundanas, se encuentra entonces en un estado ciento por ciento favorable para la práctica del Yoga del sueño.

Cuando realmente trabaja el centro emocional superior concluye, aunque sea por breve tiempo, el proceso del pensar..

Es evidente que el mencionado centro entra en actividad con la embriaguez dionisíaca.

Tal arrobamiento se hace posible al escuchar con infinita devoción las sinfonías deliciosas de un Wagner, de un Mozart, de un Chopin, etc.

La música de Beethoven, muy especialmente resulta extraordinaria para hacer vibrar intensivamente al centro emocional superior.

En ella encuentra el gnóstico sincero un inmenso campo de exploración mística, porque no es música de forma sino de ideas arqueteipicas inefables; cada nota tiene su sugnificado; cada silencio una emoción superior.

Beethoven, al sentir tan cruelmente los rigores y pruebas de la “Noche espiritual”, en vez de fracasar como muchos aspirantes, fué abriendo los ojos de su intuición al supernaturalismo misterioso, a la parte espiritual de la naturaleza, a esa región donde viven los Reyes angélicos de ésta Gran Creación Universal: Tlaloc, Huehueteotl, etc., etc.

Ved al “músico-filósofo” a lo largo de su existencia ejemplar. Sobre su mesa de trabajo tiene constantemente a la vista a su Divina Madre Kundalini, la inefable Neith, la Tonantzin de Anáhuac, la suprema Isis egipcia.

Se nos ha dicho que el citado gran Maestro había puesto al pie de aquella figura adorable una inscripción, de puño y letra del mismo, que misteriosa reza: “Yo soy la que ha sido, es y será, y ningún mortal ha levantado mi velo”.

El progreso íntimo revolucionario se hace imposible sin el auxilio inmediato de nuestra Divina Madre Tonantzin.

Todo hijo agradecido debe amar a su madre; Beethoven amaba entrañablemente a la suya.

Fuera del cuerpo físico, en las horas del sueño, el alma puede platicar con su Divina Madre; empero, es evidente que debemos empezar con la disciplina del sueño.

Necesitamos prestar atención a la recámara en la que hemos de dormir. La decoración debe ser agradable. Los colores más deseables para los fines que se persiguen -a despecho de lo que otros autores aconsejan- son, precisamente, las tres tonalidades primarias: azul, amarilla y roja.

Indubitablemente, los tres colores básicos se corresponden siempre con las tres fuerzas primarias de la naturaleza (el santo triamanzikamno). Santo afirmar, santo negar y santo conciliar.

No está demás recordar que las tres fuerzas originales de ésta Gran Creación cristalizan siempre en forma positiva, negativa y neutra.

La “causa causorum” del santo Triamanzikamno se encuentra oculta en el elemento activo Okidanok; éste último, en sí mismo, es tan sólo la emanación del sagrado absoluto solar.

Obviamente, el rechazo a los tres colores fundamentales, después de todas éstas razones expuestas, equivale, por simple deducción lógica, a caer en un despropósito, en un desatino.

El Yoga del Sueño resulta extraordinario, maravilloso, formidable; sin embargo, suele ser muy exigente.

La recámara debe estar siempre muy bién perfumada y ventilada, mas no inundada con el sereno frío de la noche.

Después de una detallada revisión se sí mismo y de la recámara en la que hemos de dormi, el gnóstico debe examinar su cama.

Si observamos cualquier brújula, podemos verificar por nosotros mismos que la aguja se orienta hacia el norte.

Incuestionablemente, es posible aprovechar conscientemente esa corriente magnética del mundo que fluye siempre de Sur a Norte.

Orientemos el lecho en forma tal que la cabecera quede siempre hacia el Norte; así podremos usar inteligentemente la corriente magnética indicada por la aguja.

El colchón no tiene que ser exageradamente duro ni tampoco demasiado blando, es decir, tiene que tener una elasticidad tal que en modo alguno afecte a los procesos psíquicos del durmiente.

Los resortes chillones o una cabecera que cruja y gima al menor movimiento del durmiente, constituyen un serio obstáculo para éstas prácticas.

Se colocan debajo de la almohada un cuaderno o libreta y un lápiz, de modo tal que se les pueda encontrar fácilmente en la obscuridad.

Las ropas de cama deben ser frescas y muy limpias; debe perfumarse la funda de la almohada con nuestra fragancia preferida.

Después de cumplir con todos estos requisitos, el asceta gnóstico procederá a dar el segundo paso de esta disciplina esotérica.

Se meterá en su lecho y, habiendo apagado las luces, se acostará en decúbito dorsal, es decir, sobre sus espaldas, con los ojo cerrados y las manos sobre el plexo solar.

Se quedará completamente quieto durante algunos instantes y, después de haberse aflojado o relajado totalmente, tanto en lo físico como en lo mental, se concentrará en Morfeo, el Dios del sueño.

Incuestionablemente, cada una de las partes aisladas de nuestro Real Ser ejerce determinadas funciones, y es precisamente Morfeo (no se confunda con Orfeo) el encargado de educarnos en los misterios del sueño.

Sería algo más que imposible trazar un esquema del Ser; empero, todas las partes espiritualizadas, aisladas, de nuestra presencia común, quieren la perfección absoluta de sus funciones.

Cuando nos concentramos en Morfeo, éste se alegra por la brillante oportunidad que le brindamos.

Es urgente tener fe y saber suplicar. Nosotros debemos pedirle a Morfeo que nos ilustre y despierte en los mundos suprasensibles.

A esta altura comienza a apoderarse del gnóstico esoterista una somnolencia muy especial, y entonces adopta la postura del león:

“Acostado sobre su lado derecho, con la cabeza apuntando hacia el Norte, recoge las piernas hacia arriba lentamente hasta que las rodillas queden dobladas. En esta posición la pierna izquierda se apoya sobre la derecha; luego coloca la mejilla derecha  sobre la palma de la mano derecha y deja que el brazo izquierdo descanse sobre la pierna del mismo lado”.

Al despertar del sueño normal no debemos movernos, porque es claro que con tal movimiento se agitan nuestros valores y se pierden los recuerdos.

Indubitablemente, el ejercicio retrospectivo se hace indispensable en tales instantes, cuando deseamos recordar con entera precisión todos y cada uno de nuestros sueños.

El gnóstico debe anotar muy cuidadosamente los detalles del sueño o sueños en la libreta o cuaderno que colocó debajo de la almohada para este propósito.

Así podrá llevar un record minucioso sobre su progreso íntimo en la yoga del sueño.

Aunque sólo quedaren en la memoria vagos fragmentos del sueño o sueños, éstos deben ser cuidadosamente registrados.

Cuando no ha quedado nada en la memoria, debe iniciarse el ejercicio retrospectivo con base en el primer pensamiento que hayamos tenido en el instante preciso del despertar; obviamente, aquél se encuentra asociado íntimamente al último sueño.

Necesitamos aclarar solemnemente que el ejercicio retrospectivo se inicia antes de haber retornado totalmente al estado de vigilia, cuando aún nos encontramos en estado de somnolencia tratando de seguir conscientemente la secuencia del sueño.

La práctica del mencionado ejercicio se comienza siempre con la última imagen que hubiéramos tenido instantes antes de regresar al estado de vigilia.

Terminaremos este capítulo afirmando solemnemente que no es posible pasar más allá de esta parte relacionada con la disciplina del yoga del sueño a menos que hayamos logrado la memoria perfecta de nuestras experiencias oníricas.

gnosticum philosoforum

La Eterna Juventud

Daremos los ejercicios esotéricos relacionados con la curación del cuerpo físico y también con la cuestión aquélla de rejuvenecerse.

Los jóvenes todos no quieren regenerarse y lo más grave es que no aprecian, no saben valorar lo que es la juventud. Los viejos sí saben y aprecian hondamente lo que los jóvenes desprecian: el tesoro de la juventud.
Si un joven, por ejemplo, por un momento se volviera viejo, siquiera por una hora, y luego volviera a ser joven, esto seguro que aprovecharía la juventud hasta el máximo y que lucharía por conservarla, pues por lo que uno debe luchar es por ser joven y de hecho mantenerse joven, ¿verdad?
Ustedes dirán que eso es imposible porque los años van pasando; pero ¿qué es eso de ?años van pasando?? El tiempo no es más que una ilusión de la mente, la realidad es que no hay tal tiempo, el tiempo no existe.
Vamos un día al campo, vemos que sale el Sol y decimos: ?son las seis de la mañana?; vemos que se oculta y decimos ?son las seis de la tarde?. Al ocultarse, decimos que ?han pasado doce horas?, pero ¿dónde están esas doce horas? (Me pregunto y les pregunto a ustedes), ¿de dónde las sacaron?
Realmente, eso no existe, el tal ?tiempo? no existe, es un invento ahí de la mente; lo que ha habido es el proceso de la salida del Sol y el proceso de ocultarse el Sol, pero entre periodo y periodo, es decir, entre el fenómeno de ver nacer el Sol y el fenómeno de ver morir el Sol, ponemos nuestras tan cacareadas horas… ¡Es un invento ?ahí? de la mente!; esos dos fenómenos, del salir el Sol y del ocultarse el Sol, son dos fenómenos que se han sucedido dentro de un instante eterno.
¡No hay tal ?tiempo?, pues!; el tiempo es completamente subjetivo, no tiene, dijéramos, una fuente objetiva, real; es un invento ?ahí? de la mente, como sucede en la cuestión ésta de la ancianidad. Decimos nosotros: ?Tengo 80 años y por lo tanto soy un anciano?; pero muestren esos años: ¿dónde están? Yo quisiera que los pusieran en un laboratorio (esos tan cacareados 80 años) para examinarlos a ver de qué son, de qué substancia están hechos.
¿Dónde están? La cruda realidad, es que ha habido una sucesión de fenómenos en un organismo: que células nuevas han sido cambiadas por células viejas, que las nuevas, debido a procesos equivocados en la asimilación, en la eliminación, etc., se han vuelto, se han cambiado y luego son eliminadas. Por último, como se experimenta una lesión en el organismo (hay células en vías de eliminación, células desgastadas, etc.), entonces decimos: ?es una cuestión de la edad?… ¡Es cuestión de células y no de edad, es cuestión de fenómenos, de mecánica celular!, pues los años ¿dónde están? ¡Es mecánica celular lo que hay allí, procesos mecánicos defectuosos!
¡No hagamos procesos mecánicos; no, por Dios! Vamos a establecer ritmos perfectos en nuestro organismo: poner a girar los vórtices, los ?Chacras? (el occipital, el frontal, el laríngeo, el hepático, el prostático, las dos ruedas? de las rodillas). Claro, éllos son vitales para el organismo, y en conjunto todos los ?Chacras? son vitales; por allí entra la vida, entran los ?tattwas?, dijéramos, al interior del cuerpo. Esos ?tattwas? entran, sí, como les he dicho, y se convierten dentro del organismo en hormonas, y ?hormona? viene de una palabra griega que significa ?ansia de ser?, ?fuerza de ser?.
Indubitablemente, los tattwas entran por las puertas de los ?Chacras? en las glándulas de secreción interna, y dentro de tales glándulas se convierten en Hormonas. Si ponemos a girar los ?Chacras? intensamente, pues crearemos Hormonas en cantidades anormales y éstas, a su vez, crearán tejidos y células nuevas y tendremos un organismo nuevo siempre… Entonces, ¿en qué habrá quedado la tan cacareada vejez y los 80 años? ¡Vamos al grano, vamos a los hechos, mis caros hermanos, vamos a los hechos!
Ahora, tengan ustedes en cuenta (y eso es bueno que lo sepan) que las Hormonas más poderosas del organismo humano están en las glándulas de secreción interna sexuales (en las glándulas sexuales, repito). Piensen ustedes por un momento, por ejemplo, en lo que son las hormonas sexuales, los zoospermos… Es claro, y vamos a los hechos, que los testículos tienen tres capas: la primera capa testicular tiene células que nos permiten vivir y que manifiesta su actividad, muy especialmente, durante los siete primeros años de la infancia; entonces pasamos todos por la regencia de la Luna. Más tarde, de los siete a los catorce, a los veintiuno, bajo la regencia de Venus, pues entra en actividad la tercera capa testicular, la que produce abundantes zoospermos. Estos zoospermos, al producirse en la tercera capa testicular, ascienden por el testículo adyacente, siguen por el cordón espermático rumbo a las vesículas seminales, hasta llegar a la Próstata.
Interesantísimo resulta saber que conforme esos zoospermos van subiendo por los cordones espermáticos, se van electrificando, cargando de una gran electricidad, y lo más curioso e interesante es que se imantan, dijéramos, de Sur a Norte, es decir, funcionan como la brújula: de Sur a Norte, esto es, también se orientan de Sur a Norte, electrificados, imantados.
Es Interesantísimo verlos pasar, pues, de un canalito a otro, subiendo, subiendo, subiendo por los cordones espermáticos hasta llegar realmente a las vesículas seminales, donde se purificará aún más el esperma y se electrificará más, y se magnificará. Pero más depurado continúa todo ese esperma, todos esos zoospermos, hasta llegar a la Próstata. Aquí hay un ?Chacra? importante; claro, allí está el chacra swadistana, que es fundamental en el Magisterio de la Transmutación Sexual, y la Transmutación Sexual tiene como basamento a la Próstata.
El ?Chacra? Prostático es, pues, importantísimo, interesantísimo. Ese esperma, realmente, se purifica totalmente, se vuelve completamente radioactivo, electromagnético, etc., se transforma en energía, sobre todo cuando se trabaja con el sahaja maithuna. (Mediante el trabajo con el sahaja maithuna, se transforma completamente en energía). La energía viene a subir por los cordones de idá y pingalá, y luego los zoospermos se descomponen en Hormonas; las Hormonas pasan a través de las membranas, al fin entran en la circulación sanguínea y estimulan, activamente, a las glándulas de secreción interna, las ponen a trabajar con intensidad extraordinaria y luego ascienden, continúan su curso ascendente, hasta llegar al cerebro. Allí suben, pues, a poner en actividad las áreas del cerebro que ya no trabajan, que están degeneradas; vienen a dinamizar todas las células cerebrales y a poner en acción determinados poderes latentes en el hombre, etc., etc., etc.
Desgraciadamente, y eso es lo más grave, los hombres vulgares, comunes y corrientes, no dejan ni siquiera ascender los zoospermos hasta la Próstata; desde las vesículas seminales los regresan, los eliminan, para la satisfacción de sus impulsos brutales. En esas circunstancias, el cerebro se degenera terriblemente por la falta de ascenso de Hormonas, no recibe Hormonas sexuales y pierde su capacidad de acción, las facultades latentes en el hombre se atrofian porque no hay el estímulo suficiente de las Hormonas sexuales, que son tan poderosas, pues como les he dicho, éllas tienen poder para poner en actividad a todas las glándulas de secreción interna, para hacerlas producir Hormonas de toda clase, que dinamicen al organismo vivo.
Además, hay que tener en cuenta otros factores. Vean ustedes: la fuerza sexual es la que produce, en el feto, el fenómeno de ?mitosis?. Entiéndase por ?mitosis? la división de las células con el propósito de gestación humana, o animal, o lo que sea. Bien, la presencia de la energía creadora hace que la célula original, se divida en dos, que las dos se dividan en cuatro y las cuatro en ocho, etc., etc., etc., formándose así los tejidos, los órganos y demás; ese es el proceso de gestación de las criaturas entre el vientre materno.
Bien, quiero decirles a ustedes ahora, llevando ésto al campo de la transmutación sexual, que las Hormonas sexuales (activas dentro de la sangre, cargadas de electricidad y de magnetismo) van a producir en el organismo vivo humano, del adulto, los procesos de ?mitosis?, es decir, nuevas divisiones de células, formación de nuevos tejidos, etc. Así es, dijéramos, desde un punto de vista biológico, cómo se logra la completa regeneración o rejuvenecimiento del organismo humano.
Es obvio que necesitamos crear (necesitamos crear, repito) nueva carne, nueva sangre, nueva vida en el cuerpo para eliminar enfermedades, etc. Aquél que trabaje en el maithuna con su esposa-sacerdotisa, consigue todo eso, y por medio del vajroli mudra se consigue también el proceso biológico de recuperación.
Así, pues, necesitamos la transmutación de la fuerza sexual y el sabio aprovechamiento de las Hormonas para el bien del organismo humano. Eso está claro, y quiero que ustedes lo entiendan en una forma específica, definida.
Así, pues, espero que aprovechen ustedes el vajroli mudra, tal como se los he enseñado, para la transmutación, y quienes tienen mujer que practiquen Magia Sexual. En cuanto a las mujeres, hay que hablar algo, para éllas voy a hablar algo.
Las mujeres que malgastan su energía sexual, pues se ?amuelan?, porque entonces todo su sistema óseo se perjudica indudablemente con tantos hijos, se debilita extraordinariamente; pero si la mujer transmuta sus energías sexuales por medio del maithuna o a través del vajroli mudra, etc., etc., va produciendo el mismo efecto: van a cargar de electricidad las células gastadas, ayudan a determinados linfocitos, a determinados leucocitos, células en general, para producir fenómenos de ?mitosis? y crear nueva carne, nueva sangre, nueva vida. Sus Hormonas también van a dar al cerebro, van a fortificarlo, a poner a trabajar determinadas células, a despertar determinados poderes, etc., etc., etc. Pero la mujer que se desgasta sexualmente, se degenera inevitablemente y llega un momento en que sus ovarios ya no producen Hormonas femeninas, suficientes como para la regeneración; entonces viene el estado ese horrible de la mujer anciana, que ya es decrépita porque ha gastado sus energías vitales.
Pasemos ahora, mis caros hermanos, a otro aspecto. Analicemos un poco la cuestión ésta del viparithakarani mudra. Ya explicamos cuál es la posición del viparithakarani mudra; sabemos que los 6 ejercicios, los 6 Ritos comienzan, el primero, girando de izquierda a derecha como las manecillas de un reloj; esa es la danza de los derviches, de los ?derviches torbellinos?. Sabemos que después el estudiante se acuesta en el suelo, con las piernas y los brazos abiertos en cruz; todo ésto a través de la meditación, de la oración, etc. Después viene el momento en que el estudiante levanta las piernas, manteniendo la cabeza (sin almohada) sobre el piso, sobre un tapete, o en la cama, o sobre una colcha, o sobre una alfombra, o como se sienta más cómodo. Bien, luego (claro) con esta posición de piernas levantadas y cabeza baja, pues la sangre va a la cabeza.
Ahora piensen ustedes en lo que es una sangre enriquecida con Hormonas sexuales: ¡pues es extraordinaria! Tal tipo de sangre va a poner a trabajar diversas áreas del cerebro, diversos centros; va a sacar linfa, sí, linfa que ha de pasar a los depósitos de abajo, del bajo vientre, etc., o que va ser distribuida por sus canales correctos.
Sí, pero en ese instante en que se está haciendo esa práctica hay que rogarle al Logos, es el que está en el fondo del Sol, tras el Sol físico que nos alumbra. Es éL quien puede verdaderamente llevar la luz a nuestro cerebro, es el que puede llevar ese Sol que está en el nacimiento del ombligo y pasarlo al Pedúnculo Cerebral; a éL es quien hay que suplicarle.
Afortunadamente tenemos nosotros un mediador, alguien que ruega por todos nosotros. Quiero referirme, en forma enfática, a la Divina Madre Kundalini, la Serpiente ígnea de nuestros mágicos poderes. Indudablemente, élla (Ella, repito, Ella) pues ruega por nosotros. Podemos suplicarle a élla durante el viparithakarani mudra, para que interceda por nosotros, para que suplique al Logos, A Ese Sol Espiritual puro, dinámico, de oro, para que lo llame, para que lo invoque, para que Él venga a realizar esa operación en nosotros.
Es claro, mis caros hermanos, que esta cuestión no se realiza de la noche a la mañana, ésto no es así como ?soplar y hacer botellas?, ésto no es así como tomarse un vaso de agua; todo cuesta sacrificio. El viparithakarani mudra bien entendido, es una penitencia. Sí, una penitencia muy sagrada, mediante la cual podemos nosotros eliminar mucho karma superior.
Es pues, el viparithakarani mudra, una penitencia; no debemos desdeñar la penitencia. Nosotros necesitamos, no la penitencia anticuada de la Edad de Piscis, sino la nueva penitencia, la de la Era del Acuarius, una penitencia esotérica, mística, altamente trascendente y trascendental que opere cambios magníficos en todos los centros psico-fisiológicos de nuestro organismo.
Así, pues, en la Era de Acuarius piensen ustedes en la penitencia desde ese punto de vista científico; no en la penitencia aquélla absurda de las gentes anticuadas, sino en la científica. Recuerden ustedes que la Auto-Realización íntima del Ser, solamente es posible a través de trabajos pacientes, de trabajos conscientes y padecimientos voluntarios.
Bueno, así como existe por ejemplo el vajroli mudra corto, suave, el que practican los hombres y mujeres que están casados (un ligero masaje, acompañado de ejercicios respiratorios, tal como se los he enseñado), también es cierto, y muy cierto, que existe un viparithakarani mudra largo y otro corto. El corto se practica cada vez que uno hace la serie de los 6 Ritos, pero hay uno largo que se practica exclusivamente en la noche, antes de uno acostarse. Ese largo no es fácil: se trata de mantener las piernas en forma vertical durante tres horas (es duro, ¿verdad?). Sí, puede uno ayudarse con una pared. Se sienta uno cerca de la pared, al puro borde de la pared, dijéramos contra la pared, y levanta uno sus piernas y sostiene las piernas ayudado por la pared. Repito: pero sin almohada, nada de almohada, para que la sangre se precipite a la cabeza… Obviamente, nadie podría empezar con tres horas; no, nadie aguantaría tanto. Se empieza la práctica con un minuto y se va alargando poco a poco, a través del tiempo y de los años, hasta que llegue al fin un día en que se pueda uno practicar tres horas diarias. Aquél que llegue a practicar tres horas diarias el viparithakarani mudra, pues voy a decirles que conquista a la muerte, deviene inmortal, a condición de una absoluta castidad (¿verdad?, ¿Me han entendido?) y realiza, claro está, más maravillas y prodigios, pero hay que empezar con un minuto diario, lentamente, poco a poco; eso es claro, mis caros hermanos.
Durante el tiempo en que estamos practicando el viparithakarani mudra, se hace meditación y oración, suplicando, rogando a la Divina Madre Kundalini que invoque al tercer logos, que Élla lo llame, que Élla le pida para que realice el cambio y que el Sol que está en el nacimiento del ombligo pase al centro del cerebro, a la raíz misma del paladar, a las profundidades donde se encuentra el Pedúnculo Cerebral, el centro colector de impulsos aferentes. Se suplica también a élla que le implore al Logos, que le pida que le saque a uno esa Luna, que se la arranque del Pedúnculo Cerebral y que la pase al nacimiento del ombligo porque queremos quedar iluminados, transformados, con una mente que no nos torture más la existencia, con una mente al servicio del Espíritu. ¿Entendido?
Después de seis meses de estar en esta práctica, deben alegrarse un poquito las personas de cierta edad, porque empieza entonces un proceso magnífico: las canas van desapareciendo, las arrugas también; a través del tiempo y de los años irán desapareciendo, hasta que al fin llega el momento en que ya no hay arrugas ni hay canas, porque la sangre enriquecida con Hormonas va a fortificar el cerebro, a enriquecer todas esas zonas del cuero cabelludo para que las canas desaparezcan. Una sangre rica, hace rico al cabello también y los tejidos gastados que forman las arrugas, se transforman con la creación de nuevas células, porque la sangre afluye hacia todo lo que es la cabeza, la cara, etc., etc., etc., se convierte en un proceso de rejuvenecimiento. Los que quieran pues rejuvenecerse, que se rejuvenezcan; aquí tienen las prácticas.
De manera que aquí entran en juego dos aspectos: el papel físico, puramente de rejuvenecimiento del organismo, y el papel psíquico, el cambio de polaridades; por lo tanto, estos ejercicios sirven para el despertar de la Conciencia. Por eso siempre he dicho que nosotros somos eminentemente prácticos, que luchamos por el despertar de la Conciencia y que tenemos métodos y medios apropiados, eficientes para el despertar.
Bueno, una vez entendido este asunto del viparithakarani mudra, vamos a hacer demostraciones; voy a explicarles cómo es que se practica el viparithakarani mudra, ya de larga duración (se practica una sola vez al día, no lo vayan a practicar ustedes dos veces al día)… El corto sí, cada vez que una hace la serie de los 6 Ritos (que entre paréntesis, toda esta serie de los 6 ritos se practica 21 veces al día. Es claro que nadie va a empezar practicando 21 veces al día porque el cuerpo no está acostumbrado. Algunos empezarán practicando, la serie de 6, únicamente una vez; después se puede continuar con 2, a través del tiempo con 3, pero llega un día, aunque sea después de varios años, en que uno ya practica las 21 veces al día, es decir, que la serie de 6 Ritos se practican 21 veces al día cuando uno ya está muy práctico, eso es cuando uno está muy acostumbrado). En todo ésto hay que ir poquito a poquito, con calma, con paciencia, avanzando en la duración y en la intensificación de los ejercicios.
Pero el viparithakarani mudra largo, solamente una vez lo puedo aconsejar, a tiempo de acostarse, en la noche, antes de meterse en la cama. Se practica, como lo he dicho, o se empieza con un minuto y se va alargando en el tiempo hasta que después de varios años, puede uno practicarlo las tres horas marcadas, indicadas (que eso sí ya es para los verdaderos atletas del Esoterismo).

El Árbol de la Vida

Dichoso aquél que pueda alimentarse con los frutos del Árbol de la Vida, porque ese será inmortal; dichoso aquél que pueda alimentarse con cada uno de esos frutos, aquél que pueda en verdad nutrirse con esa corriente de vida que viene desde el Aeón-13 hasta el cuerpo humano, porque jamás conocerá enfermedades y se hará inmortal.Pero, para poder uno nutrirse con el Árbol de la Vida, necesitará antes que todo haber eliminado los “agregados síquicos”. Recuerden ustedes que los “agregados psíquicos”, viva personifica ción de nuestros errores, alteran el Cuerpo Vital y, alterado éste daña al cuerpo físico; así surgen las enfermedades.,¿Quién es el que produce las úlceras, no es acaso la ira? ¿Quién produce el cáncer, no es acaso la lujuria? ¿Quién produce la parálisis, no es acaso la vida materialista, grosera, egoísta y fatal?

Las enfermedades son producidas por los “agregados psíquicos” o “Demonios Rojos de Seth”, viva personificación de nuestros errores. Cuando todos los “Demonios Rojos de Seth” hayan sido aniquilados con fuego, cuando nuestra mismísima Personalidad haya sido quemada, entonces nos nutriremos con el Árbol de la Vida. La vida, descendiendo desde el Absoluto a través de los 13 Aeones. Penetrará en nuestro cuerpo y nos hará inmortales, la salud será recobrada, jamás se volverá a tener enfermedades.

“De nada sirven los científicos con toda su ciencia para curar; si éllos curan, el paciente se vuelve a enfermar. Es claro que el ego mete el veneno de sus morbosidades y podredumbres dentro de los órganos y los destruye (he ahí el origen de las enfermedades). Las gentes quieren una panacea para curarse, pero en tanto tengan el ego, vivo, vivirán enfermos”.

Samael Aun Weor

El Cuerpo Vital

Quiero que ustedes comprendan que el Cuerpo Vital, asiento básico de la vida orgánica, ha sido diseñado por los Agentes de la Vida, de acuerdo con la Ley de Causa y Efecto.

Aquéllos que en su pasada existencia acumularon deudas muy graves, podrán nacer con un Cuerpo Vital defectuoso, el cual, como es natural, servirá de base para un cuerpo también defectuoso. Los mentirosos pueden nacer con un Cuerpo Vital deformado, dando por resultado un vehículo físico monstruoso o enfermizo; los viciosos podrán nacer con Cuerpos Vitales manifiestamente degenerados, lo cual dará base para cuerpos físicos también degenerados.

Ejemplos: el abusador pasionario sexual, a la larga puede nacer con el Cuerpo Vital indebidamente polarizado; ésto motivará un vehículo homosexual o una forma femenina lesbiana. Indubitablemente, homosexuales y lesbianas son el resultado del abuso sexual en pasadas existencias.

El alcohólico puede nacer con un cerebro vital anómalo, defectuoso, el cual podría servir de fundamento a un cerebro también defectuoso; el asesino, el homicida, aquél que incesantemente repite tan horrendo delito, a la larga puede nacer inválido, cojo, paralítico, ciego de nacimiento, deformado, horripilante, asqueante, ideático, o definitivamente loco. Es bueno saber que el asesinato es el peor grado de corrupción humana y que de ninguna manera podría el asesino retornar con un vehículo sano.

Las taras hereditarias, ostensiblemente están puestas al servicio de la Ley del Karma, vienen a ser el mecanismo maravilloso mediante el cual se procesa el Karma. Evidentemente, la herencia está en los genes del sexo, y mediante éstos trabaja la Ley con todo el mecanismo celular.

Es bueno comprender que los genes controlan la totalidad del organismo humano; se hallan en los cromosomas, en la célula germinal, son el fundamento de la forma física. Cuando estos genes se encuentran en desorden, cuando no existe la formación natural legítima de éllos, indiscutiblemente originan un cuerpo defectuoso y ésto es algo que ya está demostrado.

Samael Aun Weor,
“Sí hay Infierno, Sí hay Diablo, Sí hay Karma”, cap. 20

El Mundo de Relaciones

El mundo de relaciones tiene tres aspectos muy diferentes que en forma precisa necesitamos aclarar: primero, estamos relacionados con el cuerpo planetario, es decir, con el cuerpo físico; segundo, vivimos en el planeta Tierra y por secuencia lógica estamos relacionados con el mundo exterior y con las cuestiones que atañen a nosotros (familiares, negocios, dineros, cuestiones de oficio, profesión, política, etc.); tercero, la relación del hombre consigo mismo (para la mayoría de las gentes, este tipo de relación no tiene la menor importancia).Desafortunadamente, a las gentes sólo les interesan los dos primeros tipos de relaciones, mirando con la más absoluta indiferencia el tercer tipo. Alimento, salud, dinero, negocios, constituyen realmente las principales preocupaciones del “animal intelectual” equivocadamente llamado “hombre”.Ahora bien, resulta evidente que tanto el cuerpo físico como los asuntos del mundo, son exteriores a nosotros mismos.

El cuerpo planetario o cuerpo físico, a veces se encuentra, enfermo, a veces sano y así sucesivamente.

Creemos siempre tener algún conocimiento de nuestro cuerpo físico, más en realidad ni los mejores científicos del mundo saben mucho sobre el cuerpo de carne y hueso. No hay duda de que el cuerpo físico, dada su tremenda y complicada organización, está ciertamente mucho más allá de nuestra comprensión.

En lo que respecta al segundo tipo de relaciones, somos siempre víctimas de las circunstancias; es lamentable que todavía no hayamos aprendido a originar conscientemente las circunstancias; son muchas las gentes incapaces de adaptarse a nada o a nadie, o a tener éxito verdadero en la vida…

Al pensar en sí mismos desde el ángulo del Trabajo Esotérico Gnóstico, se hace urgente averiguar con cuál de estos tres tipos de relaciones estamos en falta.

Puede suceder el caso concreto de que estemos equivocadamente relacionados con el cuerpo físico y a consecuencia de ello, estemos enfermos; puede suceder que estemos mal relacionados con el mundo exterior y como resultado tengamos conflictos, problemas económicos y sociales, etc.; puede que estemos mal relacionados consigo mismos, y que secuencialmente suframos mucho por falta de iluminación interior. Obviamente, si la lámpara de nuestra recámara no se encuentra conectada a la instalación eléctrica, nuestro aposento estará en tinieblas.

Quienes sufren por falta de iluminación interior, deben conectar la mente con los Centros Superiores de su Ser. Incuestionablemente, necesitamos establecer correctas relaciones, no sólo con nuestro cuerpo planetario o cuerpo físico, y con el mundo exterior, sino también con cada una de las partes de nuestro propio Ser.

Los enfermos pesimistas, cansados de tantos médicos y medicinas, ya no desean curarse; los pacientes optimistas luchan por vivir.

En el Casino de Montecarlo, muchos millonarios que perdieron su fortuna en el juego se suicidaron; millones de madres pobres trabajan para sostener a sus hijos. Son incontables los aspirantes deprimidos que por falta de poderes psíquicos y de iluminación íntima, han renunciado al Trabajo Esotérico sobre sí mismos; pocos son los que saben aprovechar las adversidades.

En tiempos de rigurosa tentación, abatimiento y desolación, uno debe apelar a la Íntima Recordación de Sí Mismo En el fondo de cada uno de nos, está la Tonantzin Azteca, la “Stella Maris”, la Isis egipcia, Dios-Madre aguardándonos para saber nuestro adolorido corazón.

Cuando uno mismo se da el choque del Recuerdo de Sí;, se produce realmente un cambio milagroso en todo el trabajo del cuerpo físico, de modo que las células reciben un alimento diferente.

Samael Aun Weor, “Tratado de Psicología Revolucionaria”, cap. 23

gnosticum philosoforum

http://www.ageacac.net/seccion.php?name=temas&sub1=despertar&sub2=recuerdo_si

La Gnosis en la Biblia.

El libro sagrado de los gnósticos es la Santa Biblia, en ella se encuentran en símbolos y parábolas, las claves para entrar al Reino de los Cielos.

La Biblia es la expresión de Dios a través de sus Apóstoles y Profetas. Ella contiene todos los lineamientos del universo, desde el amanecer de la vida hasta la consumación de los siglos, cuando todo vuelva al absoluto.

La Biblia no es para entenderla con el razonamiento humano, pues así la tergiversamos, nos la aprendemos de memoria, la repetimos como loros y terminamos convertidos en Doctores de la Ley, contra los cuales nos previene el Cristo.
La Biblia es la misma GNOSIS pero velada por el símbolo y la parábola. El Maestro Samael descorre el velo del misterio y devela para bien de la humanidad, las enseñanzas contenidas en las Sagradas Escrituras.La GNOSIS está señalada en el Apocalipsis cuando nos dice: “Cuando el evangelio del reino sea difundido sobre toda la faz de la tierra, es porque los tiempos del fin han llegado“.

La GNOSIS es una sabiduría oculta. Es para personas que a través de sus vidas anteriores en el peregrinaje de sus existencias, hayan logrado una madurez espiritual. Como sabiduría oculta nos la muestra San Pablo en 1ª de Corintios 2, 6-9: “Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez y sabiduría, no de este siglo, ni de los príncipes de este siglo que perecen. Más hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria, la que ninguno de los príncipes de este siglo conoció; porque si la hubieran conocido, nunca habrían crucificado al señor de gloria. Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vió, ni oído oyó. Ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman“.
1ª de Corintios 2, 14: “Pero el hombre natural no recibe las cosas que son del espíritu de Dios, porque para él son locura y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente“.

Las enseñanzas de la Biblia y el Templo de la Sabiduría en cada uno de nosotros hay que levantarlos sobre la “roca viva”, sobre esa “roca” que rechazaron los Edificadores del Templo, o sea, las gentes de las
diferentes religiones.
San Pablo de Tarso nos enseña en Gálatas 3, 16: “Ahora bien, a Abraham fueran hechas las promesas y a su simiente. No dice: Y a las simientes, como si hablase de muchos, sino como de uno y a tu simiente, la cual es Cristo“. La simiente es la semilla, es el mismo sexo sagrado y esa energía sexual convertida en Roca Viva nos suministra la bebida espiritual o alimento necesario para nuestra auto- realización.Esta bebida espiritual la encontramos en 1ª de Corintios 10, 4: “Y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía y la roca era Cristo“.
El principio de la sabiduría es el mismo sexo, por esto la Biblia comienza con el Génesis. La palabra Génesis deviene de “genes”, que son el principio sexual de la existencia. Todo nace por el sexo, la carne nace por el sexo cuando fornicamos o derramamos nuestras energías y el espíritu o nacimiento segundo, también nace por el sexo, cuando transmutamos las energías.En Génesis 1, 26-27: “Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. Y creó Dios al hombre, a su imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó“. Es decir, en el principio fuimos creados como ángeles a imagen y semejanza de Dios, con ambos principios sexuales: masculino y femenino, polarizados en cada uno.En Génesis 1, 28: “Y los bendijo Dios y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra y sojuzgadla y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra“. Aquí todavía no se ha dado la separación de los sexos, se refiere a un crecimiento y a una multiplicación espiritual.En Génesis 2, 15: “Tomó pues Jehová Dios, al hombre y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase“. El Edén es el mismo sexo y Jehová colocó al hombre allí para que lo labrara, aquí
nos habla de piedra. Y Para que lo guardase, o sea, para que no derramara las energías sexuales.
Génesis 2, 17: “Más del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que comieras ciertamente morirás“. No comer del fruto prohibido es no perder la energía sexual.Posteriormente vino la separación de los sexos en Génesis 2, 21-22: “Entonces, Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán y mientras éste dormía, tomó una de sus costillas y cerró la carne en su lugar. Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer y la trajo al hombre“.Luego la serpiente tentadora del Edén tentó a Eva y le dijo que comiera del fruto prohibido. Eva cayó en la tentación, le gustó la manzana (el sexo prohibido o fornicación) y con Adán cometió el pecado original, esto es, por primera vez el hombre perdió su energía sexual.Jehová Dios los expulsó del paraíso diciendo a Adán: “Ganarás el pan con el sudor de tu frente”. Y a Eva: “Parirás tus hijos con dolor y el hombre se enseñoreará sobre ti“. Hasta ese momento no había dolor en
el parto, pues no había fornicación (derrame de semen).
Si por el sexo fue la caída, por fornicación; por el sexo es la entrada, pero por transmutación, o sea el sexo sabio y consciente que predica la GNOSIS.El sexo como principio de la sabiduría y como puerta de entrada al Reino de los Cielos (la puerta estrecha que nos dice el Cristo y que muy pocos la hallan) es la base del nacimiento segundo o espiritual, por esto Moisés en Deuteronomio 23, 1 dice: “No entrará en la congregación de Jehová el que tenga magullado los testículos o amputado su miembro viril“.

  • Reencarnación: En Mateo 17, 11-13: “Respondiendo Jesús les dijo: A la verdad, Elías viene primero y restaurará todas las cosas. Más os digo que Elías ya vino y no le conocieron, sino que hicieron con él todo lo que quisieron; así también el Hijo del Hombre padecerá de ellos. Entonces los discípulos comprendieron que les había hablado de Juan el Bautista“. Cuando nos dice que los discípulos comprendieron que Elías era el mismo Juan el Bautista, explica que tanto el Maestro Jesús como los apóstoles conocían la doctrina de la reencarnación.
  • Salidas en astral: San Pablo nos dice en 2ª de Corintios 12, 1-4: “Ciertamente no me conviene gloriarme; pero vendré a las visones y a las revelaciones del Señor. Conozco a un hombre en Cristo. Que hace catorce años (si en el cuerpo, no lo sé; si fuera del cuerpo no lo sé; Dios lo sabe) fue arrebatado hasta el tercer cielo. Y conozco a tal hombre (si en el cuerpo o fuera del cuerpo no lo sé; Dios lo sabe) que fue arrebatado al paraíso, donde oyó palabras inefables que no les es dado al hombre expresar“.Aquí San Pablo nos entrega la enseñanza del cuerpo astral, por eso dice: en el cuerpo o fuera del cuerpo no lo sé, fue arrebatado al paraíso donde oyó voces inefables. Arrebatado quiere decir que el alma o cuerpo astral de ese hombre fue llevado al paraíso y allí escuchó voces divinales.

  • Significado de los sueños: Job 33, 14-16 “Sin embargo, en una o en dos maneras habla Dios; pero el hombre no entiende. Por sueño, en visión nocturna, cuando el sueño el sueño cae sobre los hombres, cuando se adormecen sobre el lecho, entonces revela al oído de los hombres y les señala su consejo“. Dios nos muestra a través de algunos sueños el destino y lo que nos va a suceder.
  • Clarividencia: Lucas 24, 16 y 31 “Más los ojos de ellos estaba velados, para que no le conociesen. Entonces les fueron abiertos los ojos y le reconocieron; más él se desapareció de su vista“.
    Abierto los ojos de los apóstoles: o sea, los ojos espirituales o clarividencia.
Para terminar esta sección, el CRISTO invita a la humanidad: “Quien quiera seguir en pos de mí, déjelo todo, coja su cruz y sígame“. Dejarlo todo es eliminar los defectos. Coger la cruz y seguirlo, es practicar, vivir y divulgar estas santas enseñanzas gnósticas, que son las mismas del Cristo, sobre toda la faz de la tierra.En la Gnosis somos prácticos: no queremos teorías, vamos al grano, vamos a los hechos. Nosotros hablamos del más allá, pero enseñamos a la gente a visitar el más allá en cuerpo astral y hasta en carne y
hueso, para que puedan oír y palpar a los ángeles; a los arcángeles, a los serafines, a los querubines, a las potestades, etc.Nuestro libro sagrado es la Biblia, pero nosotros queremos que todo el mundo pueda ver, oír, tocar y palpar todas las cosas de que habla la Biblia.
La Sagrada Biblia nos habla de milagros y prodigios y todos los Maestros de la Logia Blanca, hacen todos estos mismos milagros y prodigios. Nosotros vamos con el cristianismo primitivo. Nosotros vamos con el cristianismo que predicó San Pablo.

Ya llegó la hora de que la humanidad vea las cosas del mundo invisible. Nos gusta probar todo con hechos. Vamos al grano, a la realidad.
gnosticum philosoforum

LA CLAVE DE SOL

La gente nace, crece, se reproduce, envejece y muere con la conciencia dormida, y nunca sabe de donde viene ni cuál es el objeto de su propia existencia; lo más grave es que todos creen que están despiertos.

Andamos por las calles con la conciencia dormida. Estamos en la casa, en el trabajo, en el taller, en la oficina, etc., con la conciencia profundamente dormida. Manejamos el automóvil y vamos a la fábrica con la conciencia tremendamente dormida.
Muchas personas, por ejemplo, se preocupan por saber muchas cosas esotéricas, pero nunca se preocupan por despertar conciencia. Si la gente se hiciera el propósito de despertar aquí y ahora, de inmediato podría conocer todo aquello que para ella son enigmas; y por eso es que existe el escepticismo, porque el escéptico es ignorancia es conciencia dormida.
El hombre dormido en presencia de una copa de licor termina borracho. Cuando el hombre dormido se encuentra en presencia del sexo opuesto, termina fornicando. El dormido se identifica con todo cuanto le rodea y se olvida de sí mismo.
Llegue uno a donde llegue, a cualquier sala, ande por las calles a pie o en carro, recorra lugares de día o de noche, esté donde esté, sea en su trabajo o en el taller, donde sea, tiene que estarse recordando así mismo. En presencia de cualquier objeto hermoso, de cualquier vitrina donde se exhiban cosas muy hermosas, joyas muy preciosas, etc., tiene uno que no olvidarse de sí mismo. No identificarse con nada de todo aquello que lo fascine o le guste.
SUJETO-OBJETO-LUGAR
División de la atención en tres partes.
Si uno se acostumbra a vivir siempre con la atención dividida en esas tres partes; Sujeto, Objeto y Lugar, se acostumbra a hacerlo diariamente y a todo momento, de instante en instante y de segundo en segundo, pues esa costumbre se graba profundamente en la conciencia y por la noche, al estar ustedes dormidos, resultan haciendo el ejercicio lo mismo que lo hacen en el físico, entonces el resultado es el despertar de la conciencia. Ustedes saben que muchas veces resulta uno haciendo en la noche lo mismo que está acostumbrado a hacer en el día. Muchos, por ejemplo, están trabajando durante el día en la fábrica, o de vendedores ambulantes, o en la oficina, y por la noche se ven trabajando durante el sueño, haciendo exactamente lo mismo que hacen durante el día, sueñan que están en la fábrica, vendiendo o en la oficina, etc. Es claro que todo lo que uno haga en el día, lo hace en la noche, es decir, resulta soñándolo en la noche.
SUJETO: Hay necesidad pues de estarse recordando siempre a sí mismo, no solamente en lo físico, sino vigilando sus propios pensamientos, sentimientos, emociones, deducciones, apetencias, temores, anhelos, etc., etc., etc. y otras tantas cosas. SUJETO, o sea uno mismo. No olvidarse de sí mismo ni un solo instante.
OBJETO. Observar todas las cosas. Qué tal que en este mismo momento de estar ustedes leyendo este libro llegara una persona que ya murió hace muchos años y les hablara. Sería usted tan ingenuo o ingenua, estarían tan distraídos como para no preguntarse a sí mismos: ¿Qué es esto? ¿Será que estoy en astral?.
¿Sería usted tan despreocupado de no hacer el experimento y dar el saltito?. Bueno pues, no olviden que cualquier detalle, por insignificante que sea, debe ser motivo como para hacer ese tipo de reflexiones. Todo debe ser estudiado detenidamente y uno debe preguntarse a sí mismo: ¿porqué estoy aquí?.
LUGAR: Uno no debe vivir inconsciente. Cuando llegamos a tal o cual lugar, debemos observarlo detalladamente, muy minuciosamente y preguntarse así mismo: ¿Por qué estoy yo aquí en este lugar?. Y a propósito usted que está leyendo este libro, dígame, ya se preguntó ¿por qué está ahí en ese lugar donde se encuentra leyendo? ¿Ya se tomó la molestia de observar su lugar, el techo o las paredes, o el espacio que le rodea? ¿Ya observó el piso o el sitio, arriba, abajo o a los lados atrás de usted o hacia o hacia delante? Es cuestión, pues, de hacer la práctica durante el día, a todas horas, en todo momento o segundo, para lograr hacerla en la noche y despertar conciencia.
Le preguntaron en cierta ocasión a Buda “¿Quien es un Hombre Santo?” y Buda respondió: “Cada hora se divide en cierto número de segundos, y cada segundo en cierto número de fracciones. El santo es en realidad el que es capaz de estar totalmente presente en cada fracción de segundo”
 El Mañana no es real. La única realidad es el presente

gnosticum philosoforum

LA SIETE REGLAS DE ORO

1.- SE SANO: Limpia tu cuerpo; aliméntate noblemente; bebe mucha agua; respira honda y profundamente aire puro, evita los venenos; la enfermedad no te tocará.
2.- SE ELEVADO: Piensa siempre alto; no maldigas; evita a los maledicientes; no contamines ni permitas que te contaminen; la maldad no te tocará.
3.- SE FUERTE: No temas a nada ni a nadie; tu único enemigo eres tu mismo; aleja el pesimismo y la tristeza; no estas solo, ni eres débil; huye de la falsa modestia y la vanidad; la falsa modestia sustrae fuerzas y la vanidad ciega; la debilidad no te tocará.
4.- SE BONDADOSO: Has todo el bien que puedas sin sentimentalismos; crea energías haciendo el bien a todos; cuídalas no entregándote a nadie; la ingratitud no te tocará.
5.- SE SUPERIOR: Ama a  todo y a todos; no odies a nada ni a nadie; todo lo que engendra mal engendra su igual; el odio engendra el odio y el amor engendra el amor, lo que des te darán; el odio no te tocará.
6.- SE SABIO: Busca dentro de ti mismo a tu propio maestro; lo encontrarás; él tratará a todos tus problemas; el error no te tocará.
7.- SE DISCRETO: Protégete; guarda absoluto secreto; a nadie hables de lo que tu maestro te haya enseñado; tu tesoro es sólo tuyo; el secreto crea; la traición no te tocará.

Un escrito antiguo, 1604, publicado como anònimo en Alemania.

Texto Alquimista.  

Plàtica de la Piedra de los Filòsofos con el Oro y el Mercurio.

Referente a la verdadera materia con la que aquellos que son sabios en los secretos de la Naturaleza pueden hacer la Piedra Filosofal, siguiendo las reglas de una práctica conveniente con el auxilio de Vulcano Lunático

COMPUESTO ORIGINALMENTE POR UN MUY HÁBIL FILÓSOFO 

  

INTRODUCCIÓN DEL AUTOR

El tema de esta plática es una discusión que tuvieron un día el Oro y el Mercurio con la Piedra de los filósofos. He aquí de que manera habla un verdadero Filósofo que ha llegado a la posesión de este gran secreto.
Os afirmo delante de Dios, y por la salvación eterna de mi alma, con corazón sincero, tocado de compasión por aquellos que se dedican desde hace largo tiempo a las grandes investigaciones; y os certifico a todos los que apreciéis este maravilloso arte, que toda nuestra obra nace de una sola cosa, y que en esta cosa encuentra la obra su perfección, sin que tenga necesidad de cosa alguna, salvo de ser disuelta y coagulada, lo cual debe hacerse por sí misma, sin auxilio de ninguna cosa extraña.
Cuando se pone hielo en un vaso colocado sobre el fuego, se ve que el calor hace que se disuelva el agua: se debe hacer de la misma manera con nuestra Piedra, que sólo necesita del auxilio del artista, de la operación de sus manos y de la acción del fuego natural: pues ella no se disolverá jamás por sí misma, aunque estuviese eternamente sobre la tierra: por esto debemos ayudarla, de tal manera empero que no le añadamos nada que le sea extraño o contrario.
Así como Dios produce el trigo en los campos, y que nosotros debemos reducirlo después en harina, amasarlo, y hacer pan con ella; así nuestro arte requiere que hagamos la misma cosa. Dios creó este mineral, a fin de que lo cojamos solo, que descompongamos su cuerpo grosero y espeso; que separemos y tomemos para nosotros lo que encierra de bueno en su interior; que rechacemos lo que tiene de superfluo, y que de un veneno mortal, aprendamos a hacer una Medicina soberana.
Para darles una mayor inteligencia de esta agradable plática, os haré el relato de la discusión que surgió entre la Piedra de los Filósofos, el Oro y el Mercurio; de suerte que los que desde hace largo tiempo se dedican a la investigación de nuestro arte y que saben de qué manera se deben tratar los metales y los minerales, puedan quedar lo bastante ilustrados para que puedan llegar directamente al fin que se proponen: sin embargo es necesario que nos apliquemos en conocer exteriormente, e interiormente, la esencia y las propiedades de todas las cosas que están sobre la tierra, y que penetremos en la profundidad de las operaciones de que es capaz la Naturaleza.

RELATO

El Oro y el Mercurio salieron un día a mano armada para combatir y para sojuzgar a la Piedra. El Oro animado de furor empezó a hablar de esta manera:

EL ORO

¿Cómo tienes la temeridad de elevarte por encima de mí, y de mi hermano Mercurio, y de pretender la preferencia sobre nosotros: tú que no eres más que un gusano hinchado de veneno? ¿Ignoras que soy el más precioso, el más constante y el primero de todos los metales? ¿No sabes que los Monarcas, los Príncipes y los Pueblos hacen por igual que todas sus riquezas consistan en mí y en mi hermano Mercurio; y que tú eres el contrario, el peligroso enemigo de los hombres, y de los metales; siendo así que los más hábiles médicos no cesan de publicar y de alabar las virtudes singulares que poseo para dar y para conservar la salud al mundo?

LA PIEDRA

A estas palabras llenas de cólera la Piedra respondió sin conmoverse: Mi querido Oro. ¿Por qué no te enojas más bien contra Dios, y por qué no le preguntas por qué razones no ha creado en ti lo que se encuentra en mí?

EL ORO

Es Dios mismo quien me ha dado el honor, la reputación y el brillante esplendor que todos hacen tan estimable: por esta razón soy tan buscado por todos. Una de mis mayores perfecciones es ser un metal inalterable en el fuego, y fuera del fuego; también todo el mundo me ama y corre detrás de mí. Pero tú no eres mas que una fugitiva y una engañadora que embauca a todos los hombres: esto se ve en que emprendes el vuelo y te escapas de las manos de los que trabajan contigo.

LA PIEDRA

Es verdad mi querido Oro, es Dios quien te concedió el honor, la constancia y la belleza que te hacen precioso; por esto tienes la obligación de dar las gracias eternas a su divina bondad y no despreciar a los otros como haces. Pues yo puedo decirte que no eres ese Oro el que hablan los escritos de los filósofos, sino que ese Oro está oculto en mi seno. Es verdad, lo confieso que yo me derrito al fuego y que no permanezco en él, sin embargo sabes muy bien que Dios y la Naturaleza me han dado esta cualidad, y que esto debe ser así; tanto más cuanto mi fluidez redunda en provecho del artista, que sabe la manera de extraerla. Debes saber sin embargo que mi alma permanece constantemente en mí, y que es más estable y más fija que tú por muy Oro que seas, y que todos tus hermanos y todos tus compañeros. Ni el agua, ni el fuego, sea cual fuere, pueden destruirla ni consumirla, aunque actúen sobre ella tanto tiempo como dure el mundo.
No es pues culpa mía si soy buscado por los artistas, que no saben cómo hay que trabajar conmigo ni de qué manera debo ser preparada. Me mezclan a menudo con materias extrañas que me son enteramente contrarias. Me añaden agua, polvos, y otras cosas parecidas que destruyen mi naturaleza y las propiedades que me son esenciales; también se encuentran apenas uno entre ciento que trabaje conmigo. Todos se empeñan en buscar la verdad de Arte en ti y en tu hermano Mercurio, por esto todos se equivocan, y es en esto en lo que son falsos sus trabajos. Ellos mismos son buen ejemplo de ello, pues emplean inútilmente su oro, y tratan de destruirlo, no les queda de todo esto más que la extrema pobreza, a la cual se ven al fin reducidos.
Tú, Oro, eres la primera causa de esta desgracia, sabes muy bien que sin mí es imposible hacer oro alguno ni plata alguna que sean perfectos, y que sólo yo tengo ese maravilloso don. ¿Por qué sufre pues tú, cuando casi todo el mudo entero funda en ti y en el Mercurio sus operaciones? Si te quedase aún un resto de honradez impedirías que los hombres se abandonasen a una pérdida segura. Pero como en vez de eso haces todo lo contrario puedo sostener con verdad que eres tú sólo el engañador.

EL ORO

Quiero convencerte por la autoridad de los filósofos que la verdad del arte puede ser cumplida conmigo. Lee a Hermes. Habla así: el Sol es su padre, la Luna su madre: y yo soy el único que es comparado al Sol.
Aristóteles, Avicena, Plinio, Serapión, Hipócrates, Dioscórides, Messué, Rasis, Averroes, Geber, Raimundo Lulio, Alberto Magno, Arnaldo de Vilanova, Tomás de Aquino y gran número de otros filósofos, que no menciono para no ser prolijo, escriben todos ellos claramente y distintamente que los metales y la Tintura física sólo están compuestos de Azufre y de Mercurio; que ese Azufre debe ser rojo, incombustible, resistente constantemente al fuego, y que el Mercurio debe ser claro y bien purificado. Habla de esta suerte sin ninguna reserva; me nombran abiertamente por mi propio nombre, y dicen que en el Oro (es decir, en mí) se encuentra el azufre rojo, digerido, fijo e incombustible; lo cual es verdad y del todo evidente; pues no hay nadie que no sepa bien que soy un metal muy constante e inalterable, que estoy dotado de un azufre perfecto y enteramente fijo sobre el cual no tiene el fuego ningún poder.
El Mercurio fue del parecer del Oro; aprobó su discurso; sostuvo que todo lo que su hermano acaba de decir, era verdad y que la obra podía realizarse de la manera que habían descrito los filósofos arriba citados. Añadió incluso que todos sabían cuán grande era la amistad mutua que había entre el Oro y él, con preferencia a todos los otros metales; que no había nadie que no pudiese juzgarlo fácilmente por el testimonio de sus propios ojos, que los orfebres y otros artesanos parecidos sabían muy bien que cuando quería dorar alguna obra no podían prescindir de la mezcla del Oro y del Mercurio, y que hacían su conjunción en muy poco tiempo, sin dificultad, y con muy poco trabajo: ¿qué no debía esperarse hacer con más tiempo, más trabajo y más aplicación?

LA PIEDRA

Al oír este discurso la Piedra se echó a reír y les dijo: en verdad que bien merecéis uno y otro que se burlen de vosotros y de vuestra demostración: pero eres tú, Oro, a quien admiro todavía más, viendo que presumes tanto de ti mismo, por el motivo de que eres bueno para ciertas cosas. ¿Puede estar realmente convencido de que los antiguos Filósofos escribieron, como lo hicieron, en un sentido que debe entenderse a la manera ordinaria? ¿Y crees que sus palabras deben interpretarse simplemente al pie de la letra?

EL ORO

Estoy seguro de que los Filósofos y los Artistas que acabo de citar no escribieron mentira. Todos opinan lo mismo con respecto a la virtud que yo poseo. Es muy cierto que hubo algunos que quisieron buscar en cosas totalmente alejadas, el poder, y las propiedades que están en mí. Trabajaron con ciertas hierbas; con los animales; con la sangre; con la orina; con cabellos; con esperma; y con cosas de esta naturaleza. Éstos se apartaron sin duda del camino verdadero y algunas veces escribieron falsedades. Pero no ocurre lo mismo con los maestros que he nombrado. Nosotros tenemos pruebas ciertas de poseyeron en efecto este arte, por eso debemos dar fe a sus escritos.

LA PIEDRA

No pongo en duda de estos Filósofos tuviesen un exacto conocimiento del arte; exceptuando empero alguno de los que has citado, pues hay algunos entre ellos, aunque muy pocos, que lo ignoraron y que sólo escribieron sobre él aquello que oyeron decir; pero cuando los verdaderos Filósofos nombraron simplemente el Oro y el Mercurio como los principios del arte no se sirven de estos términos mas que para ocultar su conocimiento a los ignorantes y a os que son indignos de esta ciencia. Saben muy bien que estos Espíritus vulgares sólo se fijan en los nombres de las cosas, en las recetas y en los procedimientos que encuentran escritos, sin examinar si hay un sólido fundamento para lo que ponen en práctica. Por el contrario los hombres sabios y los que buenos libros con aplicación y exactitud considera todas las cosas con prudencia, examinan la relación y la conveniencia que hay entre una cosa y otra, y por este medio penetran en el fundamento del arte, de suerte que por el razonamiento y la meditación descubren, al fin, cuál es la materia de los Filósofos, entre los cuales no se encuentra ninguno que la quisiera indicar, ni darla a conocer abiertamente y por su propio nombre.
Se manifiestan claramente sobre esto cuando dicen que nunca revelan menos el secreto de su arte que cuando hablan claramente y según la manera ordinaria de expresarse; pero confiesa en cambio que cuando emplean símiles, figuras y parábolas, es verdaderamente en estos pasajes de sus escritos donde manifiestan su arte, pues los Filósofos después de haber discurrido sobre el Oro y sobre el Mercurio no dejan de declarar y de asegurar en seguida que su Oro no es el sol y oro vulgar y que su Mercurio tampoco es el mercurio común. He aquí la razón de ello.
El Oro es un metal perfecto, el cual a causa de la perfección que le dio la naturaleza no podría ser llevado por el arte a un grado más perfecto, de suerte que de cualquier manera que se pueda trabajar con el Oro, con cualquier artificio que se emplee, aunque se extrajese cien veces su color y su tintura, el Artista no hará nunca más oro y no teñirá jamás una mayor cantidad de metal que la que había de color y de tintura en el Oro del que fue extraída. Por esta razón dicen los Filósofos que hay que buscar la perfección en las cosas imperfectas y que allí se encontrará. Puedes leer en el Rosario lo que te digo aquí. Raimundo Lulio, a quien has citado, es de la misma opinión. Asegura que lo que debe ser hecho mejor no debe ser perfecto, porque en lo que es perfecto no hay nada que cambiar y más bien se destruiría su naturaleza que añadir algo a su perfección.

EL ORO

No ignoro que los Filósofos hablan de esta manera. Sin embargo esto puede aplicarse a mi hermano Mercurio, que es aún imperfecto, pero si nos junta a los dos, él recibe entonces de mí la perfección que le faltaba, pues es del sexo femenino y yo soy del sexo masculino, lo cual hace decir a los Filósofos que el arte es un todo homogéneo. Ves un ejemplo de esto en la procreación de los hombres. No puede haber ningún niño sin apareamiento del varón y de la hembra, es decir, si la conjunción del uno con la otra. Tenemos u ejemplo parecido en los animales y en todos los seres vivos.

LA PIEDRA

Es verdad que tu hermano es imperfecto y por consiguiente no es el Mercurio de los Sabios. Así cuando seáis reunidos y se os tenga así en el fuego durante el curso de varios años para tratar de uniros perfectamente el uno con el otro siempre sucederá la misma cosa. A saber, que cuando el Mercurio siente la acción del fuego se separa de ti, se sublima, levanta el vuelo y te deja sólo abajo. Que si se os disuelve en agua fuerte, si se os reduce en una sola masa, si se os resuelve, si se os destila y si se os coagula, nunca produciréis, empero, mas que un polvo y un precipitado rojo. Si se proyecta este polvo sobre un metal imperfecto no lo tiñe, pero se encuentra igual cantidad de Oro que la que se había puesto al principio y tu hermano Mercurio te abandona, huye.
He aquí cuales son los experimentos que los que se dedican al estudio de la Química hicieron para su mal durante una larga serie de años. He aquí en qué termina todo el conocimiento que adquirieron con sus trabajos. Pero en lo que atañe al proverbio de los antiguos, en el que quieres ampararte de que el arte es un todo enteramente homogéneo, de que ningún niño puede nacer sin el varón y la hembra, y de que te imaginas que con esto quieren hablar los Filósofos de ti y de tu hermano Mercurio; debo decirte claramente que esto es falso, y que en mala ocasión lo dices tú; aunque en estos mismos pasajes los Filósofos hablan justamente y dicen la verdad. Te aseguro que aquí está la Piedra Angular que ellos poseyeron y contra la cual se estrellaron muchos miles de hombres.
Puedes imaginarte bien que con los metales debe pasar lo mismo que con las cosas que tienen vida. Te ocurre e esto lo que les ocurre a todos los falsos Artistas; pues cuando leáis semejantes pasajes en los Filósofos no os preocupéis de examinarlos más para tratar de descubrir si tales expresiones encuadran y están de acuerdo o no con lo que se dice a continuación. Sin embargo debes saber que todo lo que escribieron los Filósofos de la obra en términos figurados se debe entender sólo de mí, y no de cualquier otra cosa que exista en el mundo, puesto que sólo yo puedo hacerlo que ellos dicen, y que sin mí es imposible hacer oro alguno, ni plata alguna, que sean verdaderos.

EL ORO

¡Buen Dios! ¿No te da vergüenza proferir una mentira tan grande? ¿Y no temes cometer un pecado glorificándote hasta tal punto que te atreves a atribuirte a ti sola todo lo que tantos sabios e ilustrados personajes escribieron sobre este arte desde hace tantos siglos, tú, que no eres más que una materia crasa, impura y venenosa, y confiesas no obstante esto, que este arte es un todo perfectamente homogéneo? Tú dices además que sin ti no puede hacerse oro alguno, ni plata alguna que sean verdaderos como si fuese una cosa universal. He aquí una contradicción manifiesta, tanto más cuanto que muchos sabios personajes se aplicaron con tanto cuidado y exactitud a los curiosos estudios que hicieron , que encontraron otros caminos con procedimientos que se llaman particulares de los cuales pudieron obtener, sin embargo, gran utilidad.

LA PIEDRA

Mi querido Oro, no te sorprenda lo que acabo de decirte, y no seas tan imprudente que me imputes una mentira, a mí que tengo más edad que tú. Si llegase a engañarme en esto deberías con justa razón excusar mi gran edad, puesto que no ignoras que hay que respetar la vejez.
Para hacerte ver que he dicho la verdad; a fin de defender mi honor, sólo quiero apoyarme en la autoridad de los mismos maestros que tú me has citado y que, por consiguiente, no tienes derecho a recusar. Veamos particularmente a Hermes. Habla así. Es verdad, sin engaño, cierto y muy verdadero, que lo que está abajo es semejante a lo que está arriba; y lo que está arriba es semejante a lo que está abajo: por estas cosas se pueden hacer milagros con una sola cosa.
He aquí como habla Aristóteles. Oh que admirable es esta cosa, que contiene e si misma todas las cosas que nos son necesarias. Ella se mata a sí misma y en seguida cobra vida por sí misma, se casa consigo misma, se embaraza a sí misma, nace de sí misma; se revuelve ella misma en su propia sangre, se coagula de nuevo con él y adquiere una consistencia dura; se hace blanca, se hace roja por si misma; nosotros no le añadiremos nada y no cambiamos nada de ella, salvo que separamos de ella lo grosero y lo terrestre.
El Filósofo Platón habla de mí en estos términos. Es una sola cosa única, de una sola especie en sí misma, tiene un cuerpo, un alma, un espíritu y los cuatro elementos sobre los cuales domina. No le falta nada; no tiene necesidad de otros cuerpos; pues se engendra a sí misma; todas las cosas son de ella, por ella y en ella.
Podría darte aquí otros muchos testimonios: pero como esto no es necesario, los paso en silencio para no ser enojosa, y como tú acabas de hablarme de [procedimientos] particulares voy a explicarte en qué se diferencian del arte. Algunos artistas que trabajaron conmigo llevaron tan lejos sus trabajos que llegaron a separar de mí mi espíritu, que contiene mi tintura; de suerte que mezclándola con otros metales y minerales consiguieron comunicar un poco de mis virtudes a los metales que tiene alguna afinidad y alguna amistad conmigo: sin embargo, los Artistas que triunfaron por este camino y que encontraron seguramente una parte del arte, son verdaderamente en número muy pequeño, pero conocieron el origen de donde procedían las tinturas, les fue imposible llevar más lejos su trabajo, y no encontraron a fin de cuentas que su procedimiento tuviese una gran utilidad. Si estos Artistas hubiesen llevado sus estudios más allá y hubiesen examinado bien cuál es la mujer que me es propia; si la hubiesen buscado y si me hubiesen unido a ella, entonces habría podido teñir mil veces más, pero en vez de esto destruyeron enteramente mi propia naturaleza, mezclándome con cosas extrañas; por eso, aunque haciendo su cálculo, consiguieron alguna ventaja, muy mediocre por cierto, en comparación con el gran poder que está en mí. Es evidente empero que esta utilidad sólo procedió y sólo tuvo su origen en mí y no en cualquier otra cosa con la que pude ser mezclada.

EL ORO

No has probado gran cosa con lo que acabas de decir, pues aunque los Filósofos hablan de una sola cosa, que encierra e sí los cuatro elementos; que tiene un cuerpo, u alma y un espíritu; y que por esta cosa quieran dar a entender la tintura física cuando ha sido llevada a su última perfección, que es el fin que persiguen; sin embargo esta cosa debe estar compuesta desde su comienzo de mí, que soy el Oro, y de mi hermano, que es el Mercurio, que somos los dos la semilla masculina y la semilla femenina; tal y como se ha dicho más arriba. Pues después de haber sido nosotros suficientemente cocidos y transmutados en tintura, somos por ello el uno y el otro, juntos, una sola cosa de la que hablan los Filósofos.

LA PIEDRA

Esto no es como tú te imaginas. Ya te he dicho anteriormente que no puede hacerse una verdadera unión con vosotros dos, porque no sois un solo grupo sino dos cuerpos juntos, y, por consiguiente, sois contrarios, si consideramos el fundamento de la Naturaleza. En cambio yo tengo un cuerpo imperfecto, un alma constante, una tintura penetrante. Tengo además un Mercurio claro, transparente volátil y móvil y puedo operar todas las grandes cosas de que os vanagloriáis los dos si que podáis empero hacerlas. Porque yo soy quien llevo en mi seno el Oro Filosófico y el Mercurio de los Sabios; por esto los Filósofos ha hablado de mí diciendo que su Piedra es invisible y no es posible adquirir la posesión de nuestro Mercurio si no es por medio de dos cuerpos, de los que uno no puede recibir sin el otro la perfección que se le exige.
Por esta razón no hay más que yo, que posea una semilla masculina y femenina, y que sea (al mismo tiempo) un todo enteramente homogéneo, por lo cual se llaman hermafrodita. Ricardo Inglés da testimonio de mí diciendo que la primera materia de nuestra piedra se llama Rebis (dos cosas), esto es, una cosa que recibió de la Naturaleza una propiedad oculta que hace que se le dé el nombre de Hermafrodita; como si dijéramos una materia en la que es difícil poder distinguir el sexo, su es macho o si es hembra, porque se inclina igualmente hacia ambos lados. Por esto la medicina se hace con una cosa, que es el agua, y el espíritu del cuerpo.
Esto es lo que hizo decir que esta medicina engañó a un buen número de tontos a causa de la multitud de sus enigmas. Sin embargo este arte no requiere más que una cosa, que es conocida de cada cual, y que muchos desean, y el todo es una cosa que no tiene par en el mundo pero que, empero, es vil y se puede obtener por poco precio. Pero no hay que despreciarla por su escaso valor, pues hace y completa cosas admirables.
El Filósofo Alain dice que vosotros que trabajáis en este arte debéis tener una firme y constante aplicación de espíritu a vuestro trabajo y no empezar a ensayar ora una cosa y ora otra. El arte no consiste en la pluralidad de las especies sino en el cuerpo y en el espíritu. Oh cuán cierto es que la medicina de nuestra Piedra es una cosa, un vaso, una conjunción. Todo el artificio comienza por una cosa y acaba en una cosa, aunque los Filósofos describen varias vías con el fin de ocultar este gran arte. Y así es que hablan de una conjunción continua, una mezcla, una sublimación, una desecación y otras muchas vías y operaciones a las que se puede designar con diferentes nombres. Empero la solución del cuerpo no se hace más que en su propia sangre.
He aquí cómo habla Geber. Hay un azufre en las profundidades del Mercurio, que lo cuece, y que lo digiere en las vetas de las minas durante muy largo tiempo. Ya ves, pues, mi querido Oro, que te he demostrado ampliamente que este azufre sólo está en mí, puesto que lo hago todo yo sola, sin tu auxilio y sin el de todos tus hermanos y de todos tus compañeros. No tengo necesidad de vosotros, en cambio todos vosotros tenéis necesidad de mí, puesto que lo hago todo yo sola, sin tu auxilio y sin el de todos tus hermanos y de todos tus compañeros. No tengo necesidad de vosotros. En cambio todos vosotros tenéis necesidad de mí, en tanto que puedo daros a todos la perfección y elevaros por encima del estado en que os puso la Naturaleza.

Al oír estas palabras el Oro se encolerizó furiosamente, sin saber ya qué responder. Celebró consejo con su hermano Mercurio y se pusieron de acuerdo e que se apoyarían el uno al otro, esperando que al ser dos contra nuestra Piedra, que no es más que una sola, la dominarían fácilmente; de suerte que después de no haber podido vencerla por la discusión, tomaron la resolución de darle muerte por medio de la espada. Con este propósito juntaron sus fuerzas, a fin de aumentarlas con la unión de su doble poder.
Se celebró el combate. Nuestra Piedra desplegó sus fuerzas y su valor. Combatió contra los dos y los venció, los dispersó y los destruyó al uno y al otro de suerte que no quedó el menor vestigio que pudiese dar a conocer lo que había sido de ellos.
Así, queridos amigos, que tenéis el temor de Dios delante de los ojos, lo que acabo de deciros debe haceros conocerla verdad e iluminaros el espíritu todo lo que sea necesario, para comprender el fundamento del más grande y el más precioso de todos los tesoros que ningún filósofo expuso, descubrió ni sacó a la luz tan claramente.
No necesitáis pues otra cosa. Sólo os falta rogar a Dios, para que se digne haceros llegar a la posesión de una joya que es de un precio incalculable. Aguzad después de esto el filo de vuestros Espíritus; leed los escritos de los sabios con prudencia; trabajad con diligencia; no actuéis con precipitación en una obra tan preciosa. Él tiene su tiempo ordenado por la Naturaleza, lo mismo que los frutos que están en los árboles y los racimos de uva que tiene la vid. Tened rectitud de corazón y proponeos un fin honrado. Si no es así Dios no os otorgará nada, pues sólo comunica un don tan grande a aquellos que quieren hacer buen empleo de él, negándoselo a aquellos que lo aplicarían en cometer el mal. Ruego a Dios que os dé su Santa Bendición. Así sea.