Orìgenes de la Humanidad

Los humanos no evolucionaron en la Tierra de forma natural. Durante millones de años lo que evolucionó naturalmente fueron las distintas especies de monos que la ciencia considera nuestros ancestros. Pero a partir de varios centenares de miles de años, grupos alienígenas avanzados empezaron modificando a aquellos monos primitivos para que fueran más inteligentes y diestros, a fin de poder utilizarlos en trabajos como esclavos.

A partir de ese momento, estas especies más adelantadas fueron prosperando más y más, pareciéndose cada vez menos a los monos, y cada vez más a los propios alienígenas. Otros grupos alienígenas realizaron sus propias modificaciones, crearon sus propios tipos de humanos exclusivos, insertando genes procedentes de varias razas alienas diferentes.

Esto condujo a una gran diversificación de las especies humanos, diferencias en el color de la piel, tipos de cabello y otros rasgos menos obvios. Que los aliens modificaran genéticamente a la humanidad significa tan solo que crearon nuestros cuerpos, no nuestras almas. El alma es al cuerpo lo que el conductor a su coche. Cuando una empresa fabricante de coches lanza un nuevo modelo, el conductor puede adaptarse al nuevo modelo.

La gente de hoy en día conduce modelos que lucen muy diferente a los que la gente conducía hace aproximadamente un siglo. Lo mismo ocurre con los cuerpos que nuestras almas utilizan hoy en día, en relación a los que ocupaban en los albores de la humanidad. Las distintas razas de gente que vemos hoy se originaron de diferentes grupos alienígenas, que los fabricaron para adaptarse a distintos medios y propósitos.

De hecho, los blancos con cabellos y ojos muy claros no estaban pensados para vivir en la Tierra, sino que fueron creados para existir en planetas más lejanos, en los que la luz diurna era más amortiguada. Una teoría sugiere que existía un planeta entre Marte y Júpiter que fue destruido hace mucho tiempo, obligando a sus habitantes de piel clara a evacuar al planeta próximo más compatible, la Tierra. La aparición de gente blanca en la historia humana ocurrió tan rápidamente que la evolución natural no puede explicarlo.

Dado que no es su planeta natural, sufren mayores problemas de salud, tales como sensibilidad a la luz, acné, y quemaduras solares, que las otras razas más adaptadas a las condiciones de la Tierra. El punto importante es que los humanos existen por toda la galaxia, variando principalmente en su apariencia exterior y en sus habilidades congénitas, según qué grupo alienígena lo hizo.

Mientras que algunas almas humanas se originaron sólo hace poco, procedentes del reino animal, otras son mucho más viejas que incluso la creación de las especies humanas. Estas almas antiguas existieron una vez en un estado más elevado y menos físico, pero escogieron descender en cuerpos humanos más densos, a fin de adelantar con la estimulante experiencia.

El precio fue olvidar quiénes eran realmente, vivir en condiciones primitivas y violentas durante miles de vidas, ser utilizados como esclavos, y proveer energía del alma a los grupos alienígenas negativos que habían creado aquellos cuerpos físicos. Pero hoy en día hemos llegado al punto en que estas almas antiguas pueden finalmente tener la oportunidad de recuperar sus antiguas identidades y poderes, esta vez con todo el conocimiento adicional y la fortaleza que han obtenido, por ser humanos durante tanto tiempo.

Lo que más han ganado ha sido en sabiduría y discernimiento, la habilidad de pensar y distinguir la diferencia entre la verdad y el engaño, algo que no eran capaces de hacer antes de entrar en una forma humana, porque eran aislados e ingenuos como niños inocentes y sobre protegidos.

Esta es una interpretación de la historia de Adán y Eva: dos personas inocentes (almas antiguas pero ingenuas) a las que la “serpiente” (los aliens reptiloides) tentaron para que comieran del Árbol del Conocimiento (la oportunidad de aprender a discernir) y que fueron por tanto arrojados del paraíso (la existencia etérica superior) al desierto (la existencia física).

By Klaus Dona

 

http://elnuevodespertar.wordpress.com/2010/12/07/klaus-dona-la-historia-oculta-de-la-humanidad/

 

Curación a distancia

 

Constantemente me vienen cartas de distintos lugares del mundo, solicitando tales curaciones. Nosotros nos limitamos a la medicina espiritual; indicamos la hora precisa en que pueden concentrarnos, es decir pensar en nosotros, invocarnos. Es claro que nosotros asistimos espiritualmente a los enfermos y algunas veces hasta nos hacemos visibles delante de ellos. Por lo común, los instruimos en el sentido de que enciendan tres fuegos a determinada hora conveniente; les aconsejamos poner un vaso de agua ante estos tres fuegos o lumbres; les insistimos que, después de una media hora de concentración en nosotros, beban el agua.

 

Es evidente que en esa agua depositamos ciertas substancias que, al ser llevadas al interior del organismo, suelen realizar curaciones maravillosas. En el trabajo de curación cooperan varios maestros tales como Paracelso, Hilarion, San Rafael y algunos otros. No siempre les indicamos concentración específica en Samael. «Yo tengo mucho trabajo»; también les señalamos a cualquiera de los otros maestros con el mismo propósito. Lo importante es que los enfermos tengan fe porque ésta hace milagros; ya como lo dijo el Cristo: «Tened fe como un grano de mostaza y moveréis montañas». La fe es un poder solar maravilloso con el cual se pueden realizar muchos prodigios. Nuestro sistema de curación espiritual no riñe con los doctores; cada cual puede tener fe en nuestros métodos y consultar en el mundo a su médico.

PRACTICAS GNÓSTICAS.

Existen muchas prácticas y oraciones para cuando hayan dificultades grandes en nuestra vida, dentro del gnosticismo.
Vale la pena aclarar que hay varias formas para trascender los momentos de dolor y sufrimiento, antes que nada, es necesario regenerarnos completamente, buscar el sendero de la autoperfecció n, ser castos en pensamiento, palabra y obras, y desde luego la caridad en forma conciente.
Cuando despertamos conciencia , cuando somos capaces de eliminar los elementos infrahumanos dentro de nosotros mismos, nos liberamos de las causas del dolor y sufrimiento.
Hay también que negociar nuestro karma , nuestro dolor o sufrimiento con el que pagamos viejas deudas recabadas en nuestras vidas pasadas llenas de inconciencia, degeneración y mucha fornicación.
Por eso el Maestro Samael enseñaba: “al León de la Ley se le combate con la balanza de la justicia. Haz buenas obras y pagarás tus deudas. AMOR ES LEY, PERO AMOR CONCIENTE.” De manera que hay que hacer muchísimo trabajo en nosotros mismos con los tres factores de la revolución de la conciencia.
Para aquellos que quieren experimentar la misericordia infinita de los Maestros, les sugerimos una práctica que la da el Maestro SAMAEL para poder pedir curación, alguna necesidad, etc., mas ante todo queremos advertir que debemos tener HONESTIDAD CON NOSOTROS MISMOS Y CON LOS DEMÁS, practicar la RECTITUD y sobre todo las ansias infinitas de trascender nuestros errores. Porque resulta que muchos se humillan mientras padecen sufrimientos, más cuando gozan de todo bienestar jamás se acuerdan de hacer un bien y mucho menos un acto de caridad.
Debermos procurar aún con nuestra propia familia ser caritativos, bondadosos y pacientes, pues contradictorio es ser un dechado de virtudes y hasta orador excelso ante los demás, pero unos tiranos y dictadores con nosotros mismos.
Dicho lo anterior, ofrecemos una práctica del Maestro SAMAEL para pedir una ayuda especial, ante tanta necesidad , esperando que haya mucha devoción, respeto y sobre todo mucha fe. Paz inverencial.

Gracias a la Dra. ELENA POLANCO DE BONILLA.

EL AMOR Y EL CORAZÓN

Cuando habla el corazón no son necesarias las palabras
El silencio elocuente es un gesto de amor, a veces traducidos en lágrimas
Otras veces en poesía, algunas más en comprensión silenciosa o en ternura infinita y llena de paciencia.
Cuando habla el corazón el lenguaje es perfecto que mejor no se habla
se traduce en hechos humildes llenos de sinceridad y de actitud franca
Entonces aparece el amor hecho verbo de oro lleno de hermosos mensajes con la valentía y el coraje
En que la batalla se gana no con violencia insensata
Tampoco la ofensa ni la calumnia son necesarias
Porque habla la fibra del SER hecho sentimiento superior y paciencia que engalana
Cuando habla el amor en el corazón no hay lugar para mentiras, ni tampoco para trampas….simpleme nte se actúa en forma espontánea… y el milagro de hacer bien las cosas se traduce en una devoción serena llena de fidelidad y de alma.
Hace tanto bien decirle a los demás cuánto los amamos y la inspiración que nos demandan. Que nuestra buena voluntad y sinceridad, aunque a veces nos hagan llorar acusándonos falsamente, siempre brillarán al final junto a la verdad y a la justicia que hemos anhelado y servido en forma fiel y plena.
Hace falta a nuestro planeta el amor y la sencillez, la sinceridad y la valentía en nombre de la verdad, la justicia y la misericordia.
Hace falta a los seres humanos que nos dediquemos de lleno como apóstoles a ser mejores personas.
Hace falta que no nos importa cómo nos llamamos o nos dejemos de llamar, o cómo nos reconocen en el mundo profano, cuando lo que importa es que trabajemos en la GRAN OBRA DEL PADRE.
Paz inverencial,

Gracias a la DRA. ELENA POLANCO DE BONILLA.

LA LEYENDA DE LA ESFINGE

Las antiguas leyendas de las cuales hay muchas versiones, nos hablan de una esfinge : Mitad león, con alas de aguila y busto de mujer, que probaba a todo aquel que por cerca pasara acerca del gran enigma : QUE ANIMAL ES AQUEL QUE EN LA MAÑANA CAMINA CON CUATRO, A MEDIO DIA CON DOS Y POR LA TARDE CON TRES PIES? Y la leyenda indica que solo un hombre como EDIPO , el que después se casara sin saberlo con su Madre, supo descifrar que el tal animal misterioso era ni más ni menos que el HOMBRE.
La simplicidad de la gente tradujo como consecuencia cómo una pregunta que raya en lo absurdo tuviera como finalidad la desintegració n de tal animal misterioso como es la ESFINGE.
La cual vencida por Edipo se desintegraba en pedazos y ya no devoró más a ningún otro al resultar vencida.
La Bendita Diosa Madre del Mundo, habita en la Sagrada Esfinge, la cual simboliza los cuatro elementos: Aire, Tierra, Agua y Fuego.
Ella prueba al Iniciado con el enigma que no se está refiriendo al HOMBRE COMÚN, sino al HOMBRE VERDADERO, a aquel que en la mañana camina con CUATRO PIES:  El aire, el fuego, el agua y la tierra. A medio día con dos:
El éter químico y el éter luminoso.  Y por la noche o al atardecer con Tres: Las tres fuerzas primarias de la naturaleza.
Cuando el HOMBRE no se logra, la MADRE LO DEVORA. Figura hermosa de aquel que cae vencido por las fuerzas de la naturaleza y se convierte en alimento de la Tierra filosofal.
Cuando el HOMBRE VERDADERO SE LOGRA Y VENCE A LA MADRE NATURA, ésta se convierte en Tierra filosofal y deja libre paso al HOMBRE VERDADERO PARA QUE SE CONVIERTA EN SUPERHOMBRE.
Indubitablemente que este es el camino Iniciático de Hércules, Zoroastro, Mahoma , Buda, Lao Tsé, Confucio, Cristo, etc.
El hombre verdadero debe nacer de entre las patas de la esfinge. Así lo dicen antiquisimas revelaciones y viejas crónicas que los alquimistas de todos los tiempos nos han querido transmitir.
El gallo ABRAXAS con cabeza de gallo, cuerpo de guerrero, patas de serpiente, es la figura del  enigma infinito del Alquimista que se convierte en Hombre verdadero venciendo su naturaleza interna.
Cada uno de nos, debe encaminarse por la dicha infinita del mezclar las sales minerales, cocer y recocer, para distinguir en la naturaleza interna lo gris de lo violáceo, lo arsenicado de lo mercurial, y del mercurio la plata y de la plata al oro.
Solo así descubrimos que los átomos nuestros provienen indiscutiblemente de los dioses: Enigmas indescifrables que yacen pacientemente en el Vientre de la Gran Madre para entregarlo al HIJO QUE NACE de entre las patas de la Muerte (la muerte del Ego) y se entrega a la Madre Diosa del Mundo y la Diosa Maga Elemental.
El Evangelio del Cristo dado en los cuatro evangelistas nos recuerdan los cuatro enigmas secundarios no dados a Hombre común y corriente, no a hombre vulgar, sino al hombre verdadero.
Cada escuela hermética ha gastado millares de estudios y ejercicios hasta lograr el triunfo final y total, para heredar esos misterios en lenguaje sencillo, en hermosas parábolas, en claves secretas encerradas en muchísimas formas extraordinarias y bellas.
Paz a todos,
Gracias a la Dra.Elena Polanco de Bonilla
IGA EL SALVADOR.
 

Narraciones Psiquicas

Amigos míos, es urgente aprender a viajar por entre la Cuarta Dimensión. A muchos les parecerá difícil tal aprendizaje, empero esto no es así tan trabajoso, lo que se necesita es fuerza de voluntad, tenacidad incansable y paciencia infinita.

Vienen a mi memoria en estos instantes algunos episodios muy importantes relacionados con los Estados de Jinas. Cuando yo comencé mi aprendizaje, ciertamente tuve que sufrir un poco. Me acostaba tranquilo en el lecho con la cabeza apoyada sobre la palma de la mano izquierda; me concentraba en mi Madre Naturaleza y en el Cristo, rogándole de todo corazón me llevara con cuerpo de carne y hueso a remotos lugares de la Tierra; cuando me sentía ya en cierto estado de lascitud, cuando empezaba a dormitar, suavemente me levantaba de la cama y salía al patio de la casa; allí daba saltos largos con la intención de flotar en el espacio; muchas veces estaba lloviendo y entonces tenía que soportar el agua y el frío; vestido con ropa de dormir y luego al ver que no flotaba, me regresaba a la cama para repetir el experimento una y otra vez incansablemente durante toda la noche; mis desvelos eran enormes, mi cuerpo se estaba adelgazando, mi rostro estaba pálido y mis ojos llenos de grandes ojeras de tanto desvelo, pero yo era terco y un día de esos tantos obtuve el éxito.

En estado de somnolencia me levanté del lecho y grande fue mi asombro al encontrar tres damas dentro de mí recámara; una de ellas me ayudó a levantar de la cama, mientras las otras dos ante una mesa echaban suertes con unos naipes, a ver cuál de ellas se hacía cargo de mi insignificante persona; es ostensible que la suerte recayó sobre la que me levantó del lecho; ella me ayudó a salir del cuarto, me condujo a lo largo de un corredor que conducía hasta la calle, abrió el portón de la casa y me sacó a la calle; entonces vi a muchas otras personas que igualmente estaban ocupadas en la misma labor en aquel poblado, donde a la sazón vivía.

La dama en mención me dijo que podía flotar en el ambiente, y al hacerlo sentí gran alegría; no desconozco que hubo cierta falta de prudencia en mis actos, pues tan pronto lleno de alegría me lanzaba a las nubes como me precipitaba a la tierra para volar sobre las casas, las torres de las iglesias, etc., etc.

1.- ¿Y no lo veía a nadie?
R.- ¿Oh!, distinguida dama, de cierto le digo que nadie me veía porque mi cuerpo se había metido dentro de la Cuarta Dimensión, se había escapado del mundo de tres dimensiones y por eso se había hecho invisible para las gentes de este mundo.

La dama me llevó a Nueva York; allí había un caballero que también estaba trabajando en la misma forma; aquella mujer lo ayudó también y los sacó de su apartamento, de manera que ya fuimos dos los viajeros de la Cuarta Dimensión. Atravesamos el océano Atlántico y luego volamos sobre Europa pasando por distintas ciudades en ruinas, pues estábamos en la Segunda Guerra Mundial. Aquel hombre me dijo: “no sé qué veo en ti, pero lo único que sé es que dentro de ti mismo hay mucho de filosofía y mucho de ocultismo”. El caballero me advirtió sobre los peligros que existían en las tierras de Europa; me dijo que tuviéramos mucho cuidado porque si llegábamos a salirnos de la Cuarta Vertical, caeríamos en esos países sin documentación de ninguna especie, por lo cual nos asesinarían o nos meterían en la cárcel. “Tiene usted razón”, le respondí; “de ninguna manera debemos abandonar la Cuarta Coordenada”.
Durante el trayecto nos detuvimos unos instantes para entrar en una casa de modistas. La dama que nos conducía nos manifestó el deseo de ayudar a algunas personas que allí vivían; entretanto nosotros permanecimos dentro de una habitación contigua, platicando. Cuando salimos de aquella casa con nuestro guía, seguimos flotando sobre el cielo de Europa para llegar hasta el lugar donde nos proponíamos. Una vez hechas las investigaciones requeridas, me despedía de mi guía y del amigo y regresé a casa. Ya ven ustedes, distinguidos amigos y amigas, cómo con voluntad y paciencia pueden ustedes aprender a meter su cuerpo físico dentro de la Cuarta Dimensión; a mí esto me costó como un año de amarguras.

2.-¿Cómo sabía el guía que en esa casa que usted menciona necesitaban ayuda? ¿Y qué tipo de ayuda?
R.- Con el mayor gusto responderé a su pregunta, estimada dama. Es claro que las personas que vivían en tal casa eran amigos del guía; la ayuda que prestó la dama que nos guiaba se relacionaba con los estudios Jinas; tenía por objeto ayudar a una persona a entrar en la Cuarta Dimensión; eso es todo.

3.- ¿Qué tanto tiempo estuvo usted haciendo ese viaje?
R.- Bien, distinguida señora, considero que en ir y venir pudo haber transcurrido un par de horas.

4.- ¿Cómo supo regresar solo?
R.- Esta pregunta es muy interesante y da oportunidad para una hermosa explicación. Sucede que en el mundo de la Cuarta Dimensión todo regresa a su punto de partida original; si abrimos una puerta, ésta se cierra de inmediato por sí misma; si llevamos un objeto de un lugar a otro, este retorna por sí mismo a su lugar. Por ejemplo, en cierta ocasión salí de la casa por entre la Cuarta Dimensión; me situé exactamente en una calle de distancia y luego me quité la camisa de dormir, la tiré al espacio y observé cuidadosamente el curso que ésta seguía; entonces vi con asombro que flotando tal objeto en la atmósfera regresó a casa, penetró por la puerta y fue a dar al lecho. Así pues, no es extraño el que yo me dejara llevar por la fuerza del retorno para regresar en forma, dijéramos instintiva y automática al dormitorio hasta quedar el cuerpo colocado en la posición en que antes estuviera.

5.- En una región nevada de Sudamérica, un hombre que cuidaba ganado, estando cansado se detuvo en una cabaña solitaria acompañado de un perro. Prendió fuego para estar más cómodo. A media noche sintió ruidos extraños y oyó ladrar al perro como si se acercara una persona extraña; al observar qué era lo que sucedía, vio a un nombre cubierto de pelo sin ropa alguna; tomó su fusil para atacar al visitante, el cual le dijo: “amigo mío, no me ataque, no me haga daño, que vengo en son de paz”, contándole cómo había llegado hasta aquel estado, por haber hecho una promesa hacía muchos años de vivir lejos de la civilización y no volver a dejarse ver de ninguna mujer. El ganadero le ofreció comida y techo en la cabaña y le indicó que él vivía en una hacienda donde no habitan mujeres, que cuando quisiera, podía ir por allá para platicar con él y ofrecerle de comer lo que a él le apeteciere. Un día cualquiera, el hombre peludo lo visitó en la hacienda y, estando platicando con él, observó que estaban mirando le algunas damas de allí, huyendo sin volver jamás a aparecer por esos lugares. ¿Podría usted explicarnos, Maestro, por qué tomó esta determinación de vivir en la soledad y lejos de las mujeres?
R.- Con el mayor placer responderé a su pregunta, distinguido caballero. Su relato me parece muy interesante. Ciertamente es muy lamentable el caso del peludo. En todo esto veo un poco de ignorancia: huir de las mujeres me parece demasiado absurdo porque sería imposible llegar a la liberación, a la salvación, ya que ellas son un elemento importante en la vida.

El Amor es el fundamento de la liberación, de la salvación, de la iluminación. Sólo amando podemos llegar a Dios, sólo queriendo de verdad podemos conseguir la eterna bienaventuranza. Nosotros hemos escrito muchas obras y bien vale la pena que nuestros lectores las estudien; “El Matrimonio Perfecto”, por ejemplo, es uno de esos libros que pueden enseñarle a la gente lo que es el Amor; hay algunos otros textos importantes; por ejemplo: “El Misterio del Aureo Florecer”, “El Parsifal Develado”, y muchos otros.

No hay duda de que el peludo se convirtió en un auténtico salvaje. En contacto con la Naturaleza le brotó la piel de chango, se convirtió en un hombre mono, involucionó hasta convertirse en un simio; eso es todo.

6.- En el tiempo de la colonia, dos caballeros que cabalgaban hacia la ciudad en un día lluvioso, tratando de descansar y de guarecerse de la lluvia, vieron en los alrededores un mesón en donde parecía que había una fiesta, pues los que estaban ahí bailaban, bebían y reían; entraron y también se quedaron a compartir la fiesta.

Al sentirse cansados, se retiraron a su cuarto a dormir; al otro día, cuando despertaron, grande fue su sorpresa al ver que en aquel lugar sólo había polvo de mucho tiempo y esqueletos diseminados por toda la casa; espantados, huyeron de allí despavoridos. ¿Podría usted decirme a qué se debió este fenómeno?
R.- Interesante su relato, distinguido caballero. He ahí un fenómeno maravilloso de la Cuarta Dimensión. No hay duda de que los viajeros aquellos tuvieron un acceso momentáneo a la Cuarta Dimensión en que pudieron ver y oír a muchas gentes desencarnadas, a difuntos dijéramos, con los cuales departieron amigablemente. Al otro día recibieron la sorpresa al descubrir en tal mesón sólo huesos de muertos.

7.- Un bohemio que acostumbraba a vivir en las tabernas, un día al salir de una cantina para dirigirse a su casa, sintió un ruido extraño que venía detrás de él; al mirar hacia atrás, vio una figura humana sin cabeza que lo seguía a cierta distancia; el hombre echó a correr dando gritos, con los cuales salieron las gentes de sus casas a auxiliarlo; al llegar cerca de su casa, cayó privado del conocimiento. Horas más tarde, cuando despertó, relató lo sucedido. ¿Quisiera a explicarme por qué vio un hombre sin cabeza?
R.- El señor nos habla de un decapitado; muchas gentes que perecieron en la guillotina durante la Revolución Francesa continuaron en el Más Allá, en la Dimensión Desconocida con figura de decapitados; sucede que aquellos que han muerto de esa manera suelen a veces hacerse visibles con tan siniestra figura en el mundo físico.

Amigos míos, es bueno que ustedes sepan que existen tierras encantadas, regiones de las “mil y una noches” y que todo eso pertenece a la Cuarta Dimensión. La Naturaleza tiene maravillas y prodigios; recuerdo que en algunos de mis viajes que hice por tierras de América llegué a la casa de un niño que estaba muy enfermo; los cuervos, zopilotes, gallinazos, zamuros, chulos, tiñosos etc. se paraban sobre el pecho de aquella casa; antes los médicos pronosticaron que el niño moriría.

Lo que asombra es que tales aves, que evidentemente se desenvuelven en el Rayo de Saturno, adivinaran con tanto acierto y conocieran con precisión absoluta el lugar a donde iba a fallecer una criatura; no está demás aseverar que en realidad tal niño murió sin que la ciencia médica pudiera salvarlo; no hay duda de que ese tipo de aves del cielo cumplen una misión bellísima, limpiando la Naturaleza de toda podredumbre. Es claro que tienen facultades que les permiten conocer el lugar donde alguien ha de morir. Todo esto nos invita a reflexionar sobre los poderes de la Naturaleza.

Nosotros todos podríamos ponernos en contacto con los Elementales y conocer las maravillas y prodigios de la Naturaleza si aprendiéramos a viajar por entre la Cuarta Dimensión.
samael aun weor…
gnosticum philosoforum

By http://groups.yahoo.com/group/instructores_gnosis